Arcángel Rafael: Definiendo tu misión para la nueva era

 

Sean bienvenidos, Yo Soy Rafael, el Arcángel del Quinto Rayo y mis palabras nacen de la emanación pura de la esencia misma de este Quinto Rayo.

 

A través de estas palabras, cada quien deberá tomar el hilo de sus vidas y recorrerlas hasta entrever el destino final y glorioso que la Voluntad del Padre ha definido para ustedes; que cada quien busque su reflujo en esto que voy a decir.

 

En estos días en que la humanidad está pasando por una transición de era, todos los seres humanos encarnados pertenecen a una de estas tres categorías:

 

Aquellos que karmáticamente están gozando de la última oportunidad de lograr dar la nota que les permite quedar en este planeta para la futura era, o bien, son aquellos seres conscientes que ya dieron su nota y que vinieron a desempeñar una misión para auxiliar a aquellos que no la han podido dar. Esta última categoría se encuentra a su vez dividida entre aquellos que son conscientes de la misión que trajeron y aquellos que permanecen dormidos aún y no recuerdan el propósito de sus vidas aquí.

 

Ahora bien, todos aquellos que actualmente se encuentran engrosando las filas de algún grupo o escuela espiritual, sin lugar a dudas pertenecen a aquellos que vinieron a ayudar a los que no estaban dando la nota. En proporción diremos que el treinta por ciento de la humanidad vino a auxiliar al setenta por ciento restante, y de ese treinta por ciento de espíritus que ya han dado la vibración necesaria para garantizar su estadía en este planeta, tan sólo un cinco por ciento pertenece a algún grupo, escuela o religión que se encuentre trabajando para el resto de la humanidad.

 

Ahora bien, aún cuando se encuentren trabajando en aquello para lo cual vinieron, es necesario que sus conciencias despierten a la realidad espiritual; es aquí en donde las Escuelas de Luz toman su papel más importante.

 

A los trabajadores de la luz podríamos dividir también entre aquellos que hacen un trabajo consciente y de acuerdo a las claves de la Sabiduría Espiritual y aquellos otros que trabajan más bien guiados por un grado superlativo de emotividad y muy poco nivel mental o intuicional.

 

Si ustedes están entre aquellos que conocen las verdades espirituales tales como la reencarnación, el karma-dharma, la telepatía, la realidad de los Maestros Ascendidos, intuyen el Plan Divino y reconocen que en la evolución de la Tierra y de la Humanidad subyace la Voluntad del Padre como divina expresión de un Dios Creador, entonces, es a ustedes que dirigiré estas palabras:

 

Los trabajadores de la luz conscientes de su misión y conscientes de los medios que cuentan para desarrollarla, se divide a su vez en tres grandes categorías:

 

Aquellos que se sienten discípulos y que todavía no han despertado en sí mismos la responsabilidad que los mueva a guiar a otros seres, debo decirles que para guiar a otros seres, para que este sentido de responsabilidad se despierte en ustedes, nada tiene que ver el grado de conocimientos que poseen, no tiene nada que ver el que alguno tenga impedimentos físicos o psicológicos, es algo que tiene que ver con la evolución. Si ustedes no han sentido todavía ese llamado, es por su grado de evolución, dense cuenta que no es el grado de libertades que sus familias o sus trabajos les den, no es el poco o mucho tiempo que tengan de pertenecer a la escuela o a la enseñanza el que dicta su deseo de sentir cualquier impedimento de cualquier naturaleza, no será más que un pretexto que psicológicamente está siendo usado para rehuir a ese servicio.

 

La Segunda Categoría se refiere a aquellos seres que ya han despertado al servicio, que una fuerza interior los mueve a guiar a otros seres que reconocen con más necesidades que las suyas, a éstos les diré: Que

esa voz, ese sentimiento que los mueve al servicio, es la voz de su Yo Superior, es el canal que ya están abriendo a su Yo Superior, a su Amada Presencia; ¡sujétense a esos impulsos! guíen sus pasos siempre al abrigo de esa luz que del interior nace y que todo aquello que intuyan o sientan que es su deber servir, háganlo con alegría y el entusiasmo que les da la conciencia de saber que están siendo conectados con la Fuerza de Todo Bien, con la Fuente de donde emana la fuerza misma de Dios.

La Tercera Categoría se refiere a unos cuantos seres de ustedes que llegaron a la Tierra con misiones específicas y muy pocas veces comprendidas, y cuando digo algunos de ustedes, no lo hago para que algunos agregados psicológicos hagan crecer un sentimiento de importancia en sus egos ya de por sí bastante desarrollados. Voy ha hablar a las conciencias, no a los egos que alimentan la importancia personal.

 

Para aquellos de ustedes cuyas misiones los han llevado a encrucijadas, los han llevado a rodearse muchas veces de enemigos y muchas otras de incomprensiones, también tengo algo que decirles y es que no existe otro juez que haya de juzgarlos que su propio Yo Soy; no existe otro juez que vaya a guiar sus registros que su propio Yo Soy.

Si desde lo más interno de ustedes una voz los llama a que realicen tal o cual acción, sepan de una vez, que únicamente a esa voz habrán de responder cuando se les pregunte acerca de lo que hicieron, pero también diré algo más:

Si habiendo desarrollado sus egos personales al grado de que no son capaces de poner por encima de sus motivos personales a los motivos del espíritu,

si no son capaces de hacer a un lado su personalidad para que la gloria del espíritu se manifieste ante los hombres, sepan que en cada uno de los destinos que ustedes hayan torcido y de todas aquellas vidas que dependían de su evolución de aquellos otros que ustedes torcieron, sepan que por cada minuto de retención en su misión, ustedes tendrán que pagarlo siete veces siete, porque ser guía de multitudes, ser guía de seres humanos, es privilegio por el que se lucha por muchos, muchos años y cuando tal privilegio es concedido por la Gracia de Dios, la responsabilidad es ante Dios mismo encarnado en su Logos Solar.

Sepan ustedes y dichas sean estas palabras para todos aquellos que son guías de seres humanos.

Sepan ustedes que el guía espiritual es aquel que encamina a sus discípulos hasta el encuentro con su propio Maestro Interior. Sepan ustedes siglos atrás en la época de Piscis, se recurrió a los maestros externos única y exclusivamente para que el discípulo observara y aprendiera la disciplina de la vida de labios de su Maestro, pero nunca, nunca, para que el Maestro dictara las verdades espirituales que forzarían a sus discípulos a hacer tal o cual cosa.

Sepan entonces, que en la época actual en que la disciplina física no tiene ya la nota importante que tenía en la edad de Piscis, sepan ustedes que los maestros ya no son necesarios en forma encarnada; en lugar de éstos se encuentran los instructores, y la disciplina que la humanidad debe aprender ahora ya no es física, sino más bien psíquica.

 

La humanidad en su grado de evolución ha ido avanzando y así como en Piscis proliferaron una serie de disciplinas que llevaban como norma el control del cuerpo físico, ahora en Acuario será necesario disciplinar la psiquis para que tanto las emociones como los pensamientos puedan ser disciplinados.

 

Se da por entendido que los estudiantes de las escuelas espirituales son capaces de forjarse una disciplina física adecuada para estos estudios; cualquier exceso, cualquier libertinaje por supuesto limitaría el desarrollo espiritual de la persona.

 

Los Maestros de antaño cuya función era encarnar en sus vidas los principios de la Sabiduría Cósmica para transmitirlos al discípulo de boca a oído ya no son necesarios, en su lugar ha quedado el nuevo grupo de servidores del mundo y los verdaderos Maestros pueden ahora trabajar más libremente y con mayor alcance desde los planos internos a donde muchos discípulos están llegando ya, gracias a la evolución que como raza humana ha tenido lugar en estos últimos dos mil años.

 

Las escuelas así mismo dejan de tener la influencia que tenían antaño. Las escuelas que en otros tiempos funcionaban como internados, funcionaban como centros de instrucción completa que exigía obediencia a cambio de los conocimientos que proporcionaban, ahora han pasado a ser exclusivamente las antesalas que entrenan desde un punto de vista psicológico espiritual a los estudiantes para que aprendan a ser conscientes de su realidad interior y asimismo puedan llegar hasta los portales de su verdadera escuela, aquella escuela que mora en los planos etéricos y a donde el discípulo tendrá que ir a fin de ser instruido por los Maestros Espirituales.

 

Reconozcamos pues, la importancia y las funciones de los grupos y de las escuelas actuales.

 

No existen en la actualidad escuelas en el plano físico que puedan conceder iniciaciones reales; las iniciaciones se conceden exclusivamente en los planos etéricos porque es la única forma de que el discípulo sea consciente de los dones que se le conceden en cada una de las iniciaciones.

 

No existen Maestros encarnados que actualmente estén concediendo iniciaciones reales a sus discípulos. En el plano físico los Maestros encarnados que trabajan conscientemente con la Jerarquía se trasladan a los planos etéricos y a ciertos lugares que sólo ellos conocen a fin de conceder las iniciaciones que hayan sido ya ganadas por los individuos terrestres.

 

Sé bien que estas palabras provocarán algunas conmociones sobre todo en aquellos discípulos que habían sido congraciados de algunas iniciaciones de acuerdo a rituales específicos de algunas escuelas y para ellos diré lo siguiente:

 

Las iniciaciones pueden ser divididas en dos grandes categorías : Reales y Simbólicas.

 

Las iniciaciones simbólicas buscan propiciar la apertura de ciertos canales que con el paso del tiempo puedan dar lugar a la iniciación real.

 

Las iniciaciones reales por el contrario, son efectuadas ante un Maestro Ascendido quien a su vez empuñando una vara de poder toca ciertos centros del individuo y ocasiona en forma inmediata el despertar de ciertos campos de conciencia y le permite el manejo de un poder y el conocimiento de una palabra secreta.

 

Es asimismo tradición, que el candidato a la iniciación sea llevado por dos padrinos, quienes a su vez con el sacerdote forman un triángulo en medio del cual es colocado el discípulo.

 

Debo decir también que estas iniciaciones se conceden exclusivamente a aquellos discípulos que ya la tienen ganada, nunca se dan ni por misericordia, ni por piedad, ni haciendo o concediendo algún favor especial, porque la energía que se maneja podría ser nociva para un cuerpo etérico no preparado a recibirla.

 

Pues bien, todo esto que he mencionado ha sido para centrar algunas de las cuestiones que hemos observado han proliferado en la Tierra gracias a la ignorancia, muchas veces no deseada, de aquellos discípulos de verdad sinceros, pero que han carecido de un guía.

 

Ahora bien, para todos aquellos instructores de escuelas que están siendo guiados por sus Maestros Interiores y que hayan en alguna ocasión concedido iniciaciones bajo instrucción directa de estas voces internas, a ustedes les digo algo:

 

La principal virtud de los guías espirituales es sin lugar a dudas la Humildad porque es quien los protege de la fabricación de un ego personal que después les impida ver la luz que proviene de los cielos. La Humildad es esa Luz Interior que permite al guía estar siempre seguro de que él sigue siendo buscador de la verdad, porque si existe algún peligro para los guías espirituales es el de sentirse que ya son capaces de interpretar la Voluntad Divina con solo pensar. Si existe algún peligro para los guías espirituales es creer que son infalibles y después tener que (para sostener algunas verdades ya antes dichas ) hacer componendas y explicaciones a veces tan increíbles, que poco a poco van cayendo en descrédito ante sus seguidores.

 

Con estas palabras los llamo a la Luz, con estas palabras les pido que miren a lo más interno de ustedes con un mirar nuevo, con un reconocimiento a la labor que han hecho, pero sobre todo, con ese inmenso amor hacia los semejantes que dependan de ustedes para guiar correctamente sus pasos.

 

La Humildad es un resplandor tenue que conforma el aura del instructor, es un suave resplandor que llena de un aire angelical la mirada de los guías de la humanidad. Como una regla a seguir para todos ustedes : Cuando sus discípulos les den alguna opinión no se sientan obligados a decir la última palabra, no se sientan obligados a contestar completando la idea, no se sientan obligados a ser siempre instructores es mejor sentirse igual que sus instruidos porque de esa manera destruyen su importancia personal y si alguna vez alguno de sus seguidores discrepa en algunas cosas de ustedes, denle Gracias a Dios porque de esa manera sabrán que no le han robado su voluntad, porque si existe algún pecado grave para un instructor, es cuando éste ha robado ya la voluntad de sus discípulos al grado de que no piensan sino en agradar a su supuesto Maestro y no son capaces de resolver nada de por sí.

 

Cuando estén instruyendo que sea para formar hombres de pensamientos, libres para elegir el camino que su propio destino les ha trazado, libres para escuchar su voz interna que los lleve por senderos que la VOLUNTAD DEL PADRE les ha marcado.

 

Que todas estas palabras sirvan para que cada quien pueda centrar sus vidas y reconocer que el único Maestro que existe está dentro de cada quien y que el único camino infalible pasa siempre primero por el corazón. Que cada escuela replantee sus métodos, que cada guía haga su examen de conciencia, que cada estudiante aprenda a pisar bien su terreno antes de decidir cuál será el siguiente paso a dar.

 

Me despido y los invito a reflexionar en todo lo que he dicho.

 

Que la Luz del Padre permanezca siempre en ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: