PRÁCTICAS:emanar energía, altares…

PRÁCTICAS:

EL USO CORRECTO DE LAS PALABRAS
Hermanos:
YO SOY JOSUÉ y quisiera ahora comentar algo de la forma en como los seres humanos pueden fabricarse un escudo de protección con respecto a las energías que los circundan.
Hablamos de las mareas astrales; hablamos de la razón que persiguen los Maestros al promover ciertos movimientos en estas mareas, con la decidida participación de los aspirantes de luz, al producir concentraciones mentales en determinados momentos del año, alineados con las vibraciones positivas de armonía, de paz, de luz.
Dijimos también, que en ocasiones las mareas son fruto de actividades inarmónicas que los seres humanos desarrollan y que se expanden de igual manera, dentro de este mar astral en que la humanidad desarrolla sus actividades.
Un problema es de particular importancia; los aspirantes deben poder fabricar para sí mismos, un escudo de protección basado principalmente en energías de alta vibración, de alta frecuencia, que les permita desarrollar su vida al resguardo de cualquier vibración tosca que pudiera aparecer en su camino.
Trataremos este problema fundamental desde dos ángulos distintos de vista:
PRIMERO:- La naturaleza de las vibraciones de las cuales queremos protegernos y
SEGUNDO:- La actitud que el iniciado debe tomar a fin de poder desarrollar esa vibración necesaria para fortalecer su aura.
Desde un primer punto de vista, las energías que rodean al hombre son las derivadas de la actividad mental y emocional que cada ser humano desarrolla de una manera inconsciente.
¿Qué piensan los seres humanos? y ¿Qué sienten los seres humanos?
Cada pensamiento o sentimiento es luz en diferentes grados de vibración; los conflictos mentales, las especulaciones mentales, la imaginación desbocada enfocada en tragedias y morbosidad, producen únicamente vibraciones pesadas y toscas que penetran en las mentes del resto de los seres humanos, provocando actividades de la misma naturaleza.
Los sentimientos de ira, coraje, temores, angustias, nervios, etc., son igualmente irradiaciones asonantes de colores obscuros, que viajan de una manera increiblemente rápida dentro de este mar de irradiaciones.
Los seres humanos son igualmente transparentes a esta energía y más que transportadores, podríamos pensar y visualizarlos como pequeños diapasones que cuando reciben una energía de esta naturaleza, quedan vibrando y resonando de esa misma forma y se constituyen en otro foco de contaminación. Si han visto en alguna ocasión a una onda de agua propagarse y llegar hasta donde encuentra un obstáculo, verán, que si bien las ondas se iban propagando con un patrón armónico, al llegar a donde se encuentra el obstáculo mismo se comporta ahora como un generador de esas mismas ondas. Así pues, cada energía emitida por los seres humanos encuentra en el resto de los seres, generadores gratuitos, repetidores de estas mismas ondas que a su vez persisten en la contaminación.
Ahora, cuando una de estas ondas inarmónicas llega hasta donde se encuentra un ser en armonía irradiando vibraciones posittivas, la onda es nulificada y a su vez ese ser irradiando luz, se convierte en un generador de ondas positivas, es por eso que la luz genera más luz, mientras que la obscuridad genera igualmente más obscuridad.
Las batallas entre la luz y la obscuridad se remotan al principio de los tiempos, pero a medida que la humanidad ha avanzado y sigue avanzando en su camino, observaremos cada vez más frecuentemente generadores consciente de la luz espiritual.
Ahora, estas energías que inciden sobre los seres humanos y perturban su campo vibratorio pueden ser detenidas, produciendo en el ambiente que nos rodea irradiaciones positivas:
La música, el aroma de las flores, el incienso, los colores brillantes suaves con que podemos llenar nuestras casa o los recintos en los que trabajamos, son algunas de las formas que pueden detener esas energías inarmónicas.
Los colores verdes en sus tonos suaves, los colores amarillos, azules pálidos, pueden servir como protección a las irradiaciones toscas del medio ambiente.
Las flores de aroma perfuman el ambiente y destruyen las irradiaciones toscas, trabajan en los planos etéricos; igualmente la música que puede llenar el espacio de vibraciones armoniosas, constittuyen también un excelente medio para destruir o interferir las ondas inarmónicas provenientes del exterior.
Estos son auxiliares en los tratamientos de defensas contra irradiaciones del exterior.
La luz es otro factor importante. Las luces que los seres humanos producen o han inventado pueden ser de dos tipos: Aquellas provenientes de metales incandescentes, filamentos a través de los cuales se hace pasar la electricidad y su calentamiento produce una irradiación y otras que son de naturaleza pulsante aunque de una frecuencia muy elevada.
El ser humano bajo los efectos de esa luz pulsante aún cuando sus ojos no pueden captarla, su mente recibe eso en sus áreas subliminales. La luz natural, la luz solar y aquellas luces de origen continuo no pulsantes, son las más convenientes para el trabajo en el interior de las casas u oficinas.
Pasando ahora al segundo punto de vista, recordaremos lo que hemos dicho en otras ocasiones: El ser humano es una fuente de luz, sin embargo, debe hacer el esfurzo de pasar de ser un simple repetidor de las energías que recibe su aura, a convertirse en un generador de luz en armonía proveída por su ser interior. Esto nos lleva a las prácticas del pranayama.
El pranayama como ya se había mencionado antes, es el arte de poder acumular mayor cantidad de energía pránica en nuestro ser orgánico y nuestro ser etérico. Estos dos vehículos etérico y orgánico, son fusionados e integrados gracias a la energía pránica. Los ejercicios de respiración tal como los describí en comunicaciones anteriores sirven a este propósito y deberán ser practicados diariamente en la mañana y al medio día. Durante estas horas en las que la actividad orgánica se encuentra a punto de empezar o en medio de una gran actividad, son especialmente importantes a fin de polarizar las actividades de acuerdo a la energía del ser interior. Igualmente el poder de la visualización creadora, es otro de los medios que puede ser utilizado para adquirir prana. La visualización creadora es una técnica que permite al hombre manejar energías superiores de una manera fácil y directa, sin embargo, requiere cierto entrenamiento al cual dedicaremos las próximas tres sesiones.
Dejo aquí mis palabras aunque por el momento haya quedado inconcluso el segundo aspecto de la formación del escudo aurico; sin embargo, me es preciso explicar el poder de la visualización creadora y sus diferentes técnicas para utilizarlo, a fin de poder entrar en detalle en la construcción de este escudo de energía.
Dejo mi luz y mis palabras entre ustedes.
Que Así Sea.

LA IMAGINACIÓN
Queridos hermanos:
YO SOY JOSUÉ y tal como había indicado en mi lección anterior, ésta será dedicada al uso de la visualización creadora.
Esta imaginación creadora o viasualización como puede también ser identificada, es uno de los más grandes poderes que el hombre tiene y sin embargo, desconoce completamente el uso y la utilidad que representa dentro de su campo espiritual.
Así como la palabra puede ser creadora, y utilizada conscientemente constituirse en una herramienta indispensable para el trabajo del espiritu encarnado, así, esta visualización representa una gran oportunidad para poder crear aquellas cosas que pertenezcan a la misión particular del ser humano.
Si la palabra constituye el intrumento creador de energía etérica por excelencia, la visualización creadora representa el instrumento creador por excelencia de substancia astral En esta técnica, las imágenes mentales son utilizadas como medio para moldear la energía astral y presentarla de una manera que vaya en acorde al plan divino.
La palabra por su parte, puede ser utilizada para fabricar las formas etéricas dentro de las cuales la substancia astral pueda vivificar y encontrar un medio de expresión; de esta manera, visualización y palabra, constituyen las dos herramientas más importantes que el hombre tiene a su disposición para la creación de formas en los mundos espirituales.
Estos conceptos representan una aportación de parte de la Jerarquía de Maestros para el hombre actual; su liberación a las conciencias humanas fue cuidadosamente sopesada, dadas las implicaciones y la tremenda importancia que tienen como catalizadores para su evolución espiritual, así pues, cada uno de los conceptos que vamos a mencionar, deberá ser detenidamente estudiado y sopesado a la luz de la responsbilidad que implica cada uno de estos conocimientos.
Dividiremos nuestro estudio en tres partes:
LA PRIMERA, las técnicas para el uso correcto de la palabra.
LA SEGUNDA, para el uso correcto de la imaginación.
LA TERCERA, cómo es posible combinar ambos instrumentos para dar lugar a lo que ya habíamos mencionado: las formas en los mundos espirituales.
Sin embargo, la conciencia de la responsabilidad que implica el uso de estas cosas, es dejada a los estudiantes con el consejo de que valoren cuidadosamente toda la enseñanza que se ha estado suministrando a través de esta revista, pues en ella va implicito todo aquéllo que deben saber antes de iniciar un trabajo definido y consciente en los reinos de esta creación.
Empecemos pues por el uso correcto de la palabra: Es la palabra el don que poseen los seres humanops de darle forma y vida a la energía que proviene de su interior, vitalizada por su mente y por sus emociones.
Cada palabra cuando es emitida, lleva un cierto grado de substancia mental y astral a la vez que etérica, puesto que el sonido emplea el etér como forma de expresión, de esta manera, todas las palabras sin estar precisamente constituidas por materia atómica, están sin embargo revestidas de substancia etérica, astral y mental, son por lo tanto, creaciones espirituales y susceptibles de transformarse en materia por un proceso por ahora desconocido, pero que será explicado en futuras lecciones.
Las palabras son entonces una forma de creaciones, a través de las cuales el hombre va llenando la atmósfera de este planeta. Cada palabra es un ser con vida, cualidad, forma y expresión; cada palabra debe ser cuidadosamente pronunciada de tal manera que los sonidos armónicamente combinados, produzcan exactamente las formas que desean ser construidas. El correcto uso del lenguaje es una manera bella a través de la cual el hombre puede crear.
El lenguaje usado irresponsablemente constituye sin lugar a dudas, un medio para formar creaciones inarmónicas, desentonantes y destructivas, de las armonías existentes en este Reino de Dios.
Tomemos por ejemplo la palabra “amor”. La palabra “amor” con sus sonidos combinados, lleva inevitablemente un cierto grado de substancia mental en donde va implícito el concepto encerrado, tal como lo entiende la persona que lo originó; lleva también sentimientos encerrados que son frutos de las expresiones acumuladas por la persona, que la ha pronunciado, y en sí misma, la palabra por el sonido que representa, evoca en las personas que lo escuchan una cierta reacción; ésto se deriva de la materia etérica con que va acompañado, de esta manera, la energía astral, etérica y mental se combinan para producir reacciones por parte de las otras personas que interaccionan con este sonido. La palabra “esperanza” inmediatamente evoca una respuesta en las personas que lo escuchan. La palabra “odio”, la palabra “amistad”. Cada una de ellas evoca respuestas por parte de los escuchas, de esta manera, cada frase, cada sonido y cada palabra, van provocando movimientos en los planos espirituales de parte de todas las personas.
En sí mismas, las palabras constituyen un motor que dinamiza las energías etéricas, astrales y mentales de este planeta. En sí mismas las palabras tienen un poder creador aun cuando carezcan de energía astral o mental, la simple formulación del sonido conlleva a una respuesta por parte del universo; de esta manera, hay creaciones armoniosas e inarmonicas.
Los mantrams que han sido utilizado desde siempre por las escuelas esotéricas, son un ejemplo de sonidos perfectamente armonizados que producen una respuesta especial en los reinos que los reciben. En ocasiones, cuando la fuerza astral con que es impresa una palabra le permite subsistir por más tiempo, se convierte tarde o temprano en una entidad independiente del originador. Algunas frases célebres, algunos dichos populares, algunas verdades fundamentales, han subsistido al paso del tiempo e incluso al paso de las fronteras y se han convertido en entidades propias, aisladas, con una vida independiente y que ahora es alimentada por las mentes de muchos seres humanos.
Cada vez que es repetida y recordada la esencia que manifiestan frases como “Conócete a ti mismo ” “La verdad os hará libres” “Amaos los unos a los otros”, representan verdades fundamentales que subsisten a través del tiempo y del espacio, constituyéndose en seres creadores manifestados con un cierto propósito y que permanecen inspirando ideas, y en ocasiones hasta vidas enteras en algunos seres humanos; reciben su fuerza continuamente de todos aquellos humanos para quienes representa algo en su vida.
Por otra parte, reacciones inarmónicas cuya vida es generalmente más corta, son también vivificadas y en ocasiones fortalecidas gracias a las canciones, a los poemas o a las novelas, todas ellas pueden lograr medios de expresión para esa ideas inarmónicas y substituir por largo tiempo. Tarde o temprano el hombre abandonará esas formulaciones, y caerán en el olvido al ser inútiles e insuficientes las energías que evocan en los seres humanos.
El hombre deberá entonces cuidar su medio de expresión con un celo tal, que le permita ser consciente de cada una de las pronunciaciones que hace. El ser humano debe cuidar su palabra para evitar pronunciar frases que evoquen efectos inarmónicos al menos en el reino humano.
Aún el hombre no se encuentra preparado para valorar los efectos que sobre los reinos elementales tiene sus palabras, pero está perfectamente capacitado para entender la respuesta que evoca en el resto de sus congéneres, cada una de las palabras. Es una de las grandes tareas que debe emprender el ser humano.
Los cantos de alabanza tan practicados por algunas religiones, son el aspecto contrario del uso incorrecto de la palabra, los cantos de alabanza son canales adecuados para la expresión del anhelo que tienen los seres humanos de alcanzar la Divinidad; son en muchas ocasiones canales de expresión de la aspiración permanente, de aquellos seres humanos polarizados en lo Divino por alcanzar los reinos espirituales.
Los mantrams, como palabras que son, deben ser cuidadosamente utilizados, la pronunciación de la palabra sagrada “OM’ es en realidad un proceso de difícil práctica, no es la simple pronunciación de tres letras, ni tampoco la simple expresión de dos letras, es un proceso complicado de respiración, de aspiración y de emanación de energías que son ritmicamente llevadas hacia los planos superiores de energía.
La correcta pronunciación de esta palabra se esconde tras la clave que nos da la ley del péndulo, hay un periodo de inhalación y otro de exhalación que debe ir combinado con ciertos sonidos que forman parte de la palabra, hay un sonido interior, aquél que permite acumular la energía, pone en actividad los chakras del hombre al tiempo que se inhala, y al momento de exhalar esa energía acumulada, puede ser extraída hacia reinos superiores e inferiores, convirtiendo de esta manera al hombre, en un enorme modificador de la naturaleza.
Existen mantrams también en lengua Hebrea, Sánscrita, Latina o Griega, lenguas generalmente muertas cuyo significado se ha perdido en el tiempo, de esta manera se evita cualquier posible contaminación por el correcto o incorrecto significado que pueda tener en la mente del aspirante, quedan entonces los sonidos puros y limpios como dignos canales de la aspiración plena que el hombre manifiesta hacia la Divinidad.
Algunas palabras representan en el ser humano determinadas ideas, fruto de sus experiencias, por ejemplo, la palabra “Amén” que es utilizada continuamente por las religiones, lleva implícito, un significado religioso, y estrictamente dependiente de las experiencias del ser que las pronuncia, que automáticamente darán un cierto color y cualidad a la palabra; todo esto afectará el resultado que tenga sobre los reinos exteriores. En sí misma la palabra es un mantram, en sí misma la palabra carece de un significado, pero evoca como respuesta del universo, una posición armoniosa y llena de amor, pero la interpretación particular del ser que la pronuncia, puede modificar este efecto y obtener uno completamente diferente, de allí la utilidad del uso de palabras ajenas al lenguaje común de los seres que las practican.
Por otra parte, personas calladas son capaces de acumular gran fuerza en sus palabras; personas que hablan mucho, gastan mucho sus energías y convierten a sus palabras en poco creadoras.
Igualmente, se dan casos en que el lenguaje es utilizado como un medio de desfogar las energías que el ser interior mantiene encerradas. Cuando éste es el caso, el lenguaje se convierte en una válvula de escape de esas energías que mantiene hasta cieto punto controladas, las actividades energéticas internas del hombre. Debo mencionar que ésta es una válvula que no debe ser utilizada de esa forma.
El uso de la palabra creadora no debe ser confundido con una válvula de escape de energía; el adecuado uso de este instrumento humano puede llevar al hombre de camino directo hacia su ingreso en los planos superiores. El incorrecto uso de esta energía mantiene al hombre estancado en su muy particular campo de expresión.
Como una práctica, hagánse el propósito de permanecer sin pronunciar una sola palabra durante todo un día y experimenten la gran energía que puede ser acumulada por esta simple y sencilla práctica.
Cuando decidan pronunciar palabras que sean estan una oración de gracias, una gran invocación o la manifestación de un deseo anhelante por convertirse en canales correctos de expresión de la Divinidad.
Dejo hasta aquí mi mensaje y pido de todos ustedes la comprensión de todo lo que esto implica.
Que Así Sea.

VISUALIZACIÓN CREADORA
Queridos hermanos:
Nuevamente me presento entre ustedes. YO SOY JOSUE y vengo ahora con una diferente energía, esto es debido a que vamos a ejercitar algunas de las técnicas que conducen la visualización creadora.
Ya fué explicado ampliamente en mi sesión anterior, como debe ser el uso de la palabra a fin de que tarde o temprano se convierta en verbo.
Hoy vamos a ver cuáles son las técnicas más importantes para el ejercicio de la imaginación creativa.
En primer lugar, debemos entender que la imaginación es un don que todos los seres humanos tienen, pero que obviamente ha sido mal usado debido a la ignorancia de la sociedad.
La imaginación es la capacidad de los seres humanos para darle forma a una energía que subsiste en la atmósfera del planeta y que momentáneamente identificamos como substancia astral.
La substancia astral cuya naturaleza fundamental impacta sobre los cuerpos emocionales de los seres humanos, tiene entre otra de sus caracteristicas la capacidad de ser moldeada gracias a la imaginación del hombre.
Esta substancia toma forma y dependerá de la fortaleza y de la intensidad de la imaginación, el que esta forma subsista por tiempo determinado, o bien, se disipe de la misma manera como el humo de un cigarro puede tomar forma momentáneamente y disiparse nuevamente para integrarse dentro del conjunto de gases que roden la tierra.
La imaginación produce el mismo efecto; toma la energía, le da forma y al quitar la atención de esa imagen formada, esta desaparece y se reintegra nuevamente a la atmósfera del planeta.
Podríamos decir entonces, que una manera de garantizar la subsistencia de estas formas mentales, seria gracias a la persistencia y a la exactitud con que cada uno de los detalles de la forma sea plasmado. De hecho esto nos lleva a la primera técnica que llamaremos de PLASMACIÓN.
La plasmación implica no únicamente el ejercicio de la imaginación, sino también el poder dar a esa forma creada, vitalidad mediante energía astral proveniente del corazón; esto lo explicaremos de la manera siguiente:
La imaginación proviene de nuestro incipiente cuerpo mental, sin embargo, siendo el cuerpo mental aquél que dinamiza al astral, es gracias a éste como la substancia astral puede tomar determinada forma. El corazón por su parte mantiene una actividad que puede vitalizar emociones, impregnar a la substancia astral con emociones, podríamos decir que ésta es su función. Pues bien, una vez que nuestro cuerpo mental ha fabricado una imagen específica y nuestro corazón le ha dado vida mediante el ejercicio de la emoción, en esos momentos esta forma puede subsistir por más tiempo y llegar a cumplir una determinada misión.
El proceso de plasmación podríamos sintetizarlo en cinco ideas fundamentales:
1o. Determinese exactamente la naturaleza de la forma que se desea plasmar, es decir, defínase exactamente de que tipo, que imagen y cuál será el propósito de esa forma que deseamos plasmar. Una vez definidas cada una de estas caracteristicas, la claridad mental hará posible que se precise para este proceso de plasmación.
2o. Deséese intensamente que la forma creada cumpla con el propósito para el cual ha sido destinado, es decir, ejercítese toda la aspiración que es posible al individuo dar, de tal manera que la forma pueda llegar a tener hasta cierto punto una existencia con un propósito definido. este propósito debe darse a la forma como si ella entendiera, es decir, debemos darle la cualidad de estar viva e independiente de nosotros.
3o. Cúbrase a esta forma con energía concreta, con energía fisica; esto es un proceso en apariencia complicado, pero puede ser ejercitado de la manera siguiente: Si ustedes dibujan la forma que están fabricando de la mejor manera posible, o hacen una maqueta, o ejercitan determinada materia física de tal forma que represente eso que ustedes están formando, cumpliran con este tercer objetivo.
4o. Determinese exactamente el propósito para el cual ha sido creada esa imagen, e imprégnenla en los átomos de la substancia astral con que ha sido formada.
Este cuarto paso, representa un secreto para los iniciados y para los aspirantes, no podemos revelarlo puesto que en él va implicito la pureza del movil que se persigue y el nivel de realización que logrará esa forma a la hora de trabajar en el cuerpo físico proporcionando. 5o. Prepárense las condiciones necesarias para que la forma que se ha creado pueda venir a la manifestación del ser que ha trabajado la substancia astral de lugar, es decir, el individuo debe preparar las condiciones bajo las cuales se va a manifestar esta forma. Una vez hecho de esa manera, la forma no tendrá ninguna dificultad en venir a la manifestación y presentarse como algo concreto y revestido de materia física.
En estos cinco pasos, se esconden grandes secretos utilizados por los más grandes Iniciados en diferentes epocas de la antiguedad, sin embargo, el cuarto paso es un proceso clave que unicamente aquellos con moviles altruistas y puros podrán descifrar.
Cada uno de ustedes debe entender que ésto no puede ser revelado en toda su extensión, porque pondriamos en manos de la humanidad un secreto que ha permanecido oculto por muchos siglos, y a la vez, podria ser mal utilizado por aquellas mentes perturbadas que aún deambulan por la tierra.
La visualización en sí misma, es el poder para crear formas materiales gracias a las técnicas que hemos estado explicando. El manual al que pertenecen estas indicaciones, no busca de ninguna manera dar claves que puedan ser utilizadas en perjuicio del hombre, sino más bien, explicar aquellos conceptos y proveer los medios necesarios para que la salud del hombre pueda ser alcanzada.
No es este manual una medicina correctiva, es más bien una introducción a la medicina preventiva. Si hemos estado dando estas claves ha sido porque es preciso entender la forma de como se puede fabricar un escudo de protección, ante las energías de las que está llena la atmósfera terrestre.
Por el momento dejaré aquí mis palabras, porque es necesario que mediten cuidadosamente en estos cinco puntos mencionados; son en sí mismos una clave, pero ustedes deberán descifrar el cuarto punto a fin de poder entenderla y aplicarla correctamente.
Que el propósito guíe sus voluntades, el propósito que los Maestros conocen y sirven.
Dejo mi luz y mi paz entre ustedes.

EL ESCUDO ASTRAL
YO SOY JOSUÉ y vengo a terminar la serie de tres lecciones que explicaban las técnicas de la visualización creadora.
Hablamos del poder del verbo con todo lo que eso implicaba y las diferentes téncicas para su manejo consciente.
Después pasaremos al ejercicio de la imaginación creativa, entendiéndola a ésta como el poder que los seres humanos tienen para el manejo a voluntad de la energía astral.
Explicamos también algunas de las técnica que podían ser empleadas para dar cuerpo y manifestación a plasmaciones mentales.
Finalmente, hoy me corresponde explicar como es posible combinar estos dos grandes conceptos para involucrarlos en uno solo, al que llamaremos la visualización creadora.
Es menester entender que el ser humano como extensión divina que es, pueda asímismo crear de una manera consciente, objetos, cosas, seres, con las energías que el mismo cosmos provee: es preciso entender que el proceso de generación mediante el cual los seres humanos vienen al nacimiento, es en realidad un proceso creador en el cual se manifiesta la Voluntad Divina en el cuerpo orgánico, pero el hombre no es únicamente creador a nivel orgánico, los niveles mentales son igualmente creadores aun cuando las manifestaciones de este proceso permanezcan invisibles a los ojos humanos.
Llegará el momento en que la humanidad despierte el poder de su tercer ojo y entonces descubrirá el cúmulo de creaciones que han venido dando lugar su actividad en el mundo. Estas creaciones hasta ahora han pasado inadvertidas para la mayor parte de los seres humanos, sin embargo, constituyen en sí mismas otros reinos, un reino en el cual los humanos trabajan y desarrollan actividades pero a niveles inconcientes.
Las creaciones mentales han sido dadas por efectos muchas veces fortuitos, pero otras, gracias a la voluntad de grandes seres entrenados y trabajando específicamente con el Plan Divino.
Por otra parte, las creaciones inconsciente de los seres humanos, constituyen los elementos mediante los cuales trabajan los grandes Devas de la creación; así pues, vivimos en medio de un mundo espiritual al cual sólo reconocemos por los escritos y las experiencias ajenas a nosotros.
La tarea que hoy deseamos emprender, es una tarea ante la cual tenemos desventaja; la mayor parte de nosotros carecemos de la facultad de poder observar aquéllo que estamos creando, sin embargo, es posible de una manera inteligente, proveer los resultados de este proceso de creación consciente.
En primer término hablamos de la necesidad de construir un escudo protector alrededor del individuo, que le permita aislarse de las miasmas espirituales que circundan a este planeta tierra. El proceso generativo de este escudo se basará principalmente en la visualización creadora y en el poder del verbo.
Empezaremos explicando la técnica de esta manera:
PRIMER PUNTO:- Es preciso que el hombre ejercite su mente para poder visualizar claramente los colores. Como un ejercicio práctico, formen en su pantalla mental un pizarrón de color blanco, que sea verdaderamente blanco y después vayan cambiando su superficie de color en color, hasta cubrir los siete rayos principales.
Hagan este ejercicio cuando menos quince minutos diarios y por espacio de trece días. Durante el momento que visualicen el color, deberán observar que el color es limpio y brillante, no deberá haber manchas ni tampoco espacios sin colorear, el color deberá ser limpio y brillante.
Pues bien, una vez que su mente ha sabido manejar la visualización de colores, podrán entonces pasar a un

SEGUNDO EJERCICIO:

Deberán imaginarse a ustedes mismos, que de sus cuerpos emana una energía del color que ustedes deseen, observen como su energía puede ser de un elevado intenso y brillante color azul: posteriormente amarillo, después color rosa, sigan luego con el color blanco, el color verde naranja y violeta.

Dejen que su aura manifieste de una manera intensa y brillante cada uno de sus colores; visualicen a esa energía que sale de ustedes hasta llegar a una distancia de aproximadamente un metro alrededor de ustedes. Sientan esa energía que proviene de su interior y visualicenla claramente. Una vez que hayan podido hacer esto y que ya les es posible irradiar un determinado color pasarán a un

TERCER EJERCICIO:
Observen cuidadosamente a una burbuja de jabón, a medida que va volando en el aire, no la vean con la mente, háganlo, formen una burbuja y después observenla detenidamente, vean como se mueve, vean como viaja, vean como vibra y como irradia los colores sobre su superficie. Todo esto lo harán también por trece dias.
Cuando hayan completado esta serie de ejercicios, podrán entonces realizar el primer punto al que me he referido y que consiste principalmente en visualizarse dentro de una burbuja de jabón e irradiando al mismo tiempo una energía de color que ustedes deseen, de acuerdo a las cualidades que buscan. Visualícense dentro de una burbuja y a la vez que van flotando tal como las burbujas lo hacen.
SEGUNDO PUNTO:- La imagen de la burbuja con ustedes mismos dentro deber ser verbalizado, debe ser creada con energía etérica proveniente de la palabra, así pues, después de haber hecho un ejercicio de veinticuatro horas de silencio total, haber acumulado suficiente energía etérica para dar lugar a su primer proceso de plasmación, dirán lo siguiente:
YO SOY LA LUZ DE DIOS EN LA TIERRA.
YO SOY UNA MANIFESTACION DIVINA.
YO SOY LAS MANOS DE DIOS TRABAJANDO EN LA TIERRA.
YO SOY LA PERFECCION DE ESTE MUNDO.
YO SOY EL PORTADOR DE LA SALUD Y LA ARMONIA EN LOS CUERPOS FISICOS.
Estas deberán de ser sus primeras palabras después de haber permanecido veinticuatro horas de silencio; deberán de ser hechas con toda la fuerza que su alma les permita y no quiero decir con esto que deban elevar la voz, simplemente que pronuncien con su voz natural, pero con la firmeza de un alma que desea conscientemente realizar todas esas afirmaciones.
TERCER PUNTO:- Llevarán sus manos hacia el pecho, inclinarán su cabeza hacia el suelo y arrodillados en actitud de humildad y oración, llegarán hasta su ser interior y allí darán gracias a Dios y al Universo, por permitirles manifestar la armonía divina dentro de estos planos de la manifestación terrestre.
Saldrán entonces de su estado de meditación y buscarán ahora caminar por el mundo manteniendo fija en su mente la imagen de la burbuja y las palabras que pronunciaron con el poder de su verbo divino.
Esto lo harán una vez cada treinta dias por espacio de un año, con el objeto de que las energías que acumulen, sean precisamente las que provienen de cada una de las constelaciones del zodiaco.
Los momentos apropiados para este ejercicio deberían ser aquéllos en los cuales está la luna llena en cada uno de los signos, sin embargo, de no ser posible, busquen tan sólo hacerlo cada vez que entre uno de los signos o bien cuando se encuentre en el máximo de su fuerza a los quince grados. Esto les proporcionará la energía de cada una de las constelaciones y proveerá a su escudo con substancia adecuada para permanecer impermeable a las energías terrestres, pero sumamente permeable a las energías cósmica.
Con esto terminamos el tema del escudo que los hombres deben fabricarse para andar por el mundo convertidos ahora en faros de luz y salud orgánica.Termino aquí mi plática y dejaré para las próximas comunicaciones temas complementarios dentro de la serie que estamos llevando.
Dejo mi luz entre ustedes.

SECCIÓN DE PRÁCTICAS
TRANSFERENCIA DE ENERGÍA
Hermanos, soy JOSUÉ.
He venido a retomar la ilación de las pláticas que habíamos dejado tiempo atrás pendientes.
Como ustedes recordarán, el propósito de fabricarse un escudo personal que protegiera al hombre de las continuas mareas astrales, nos llevó a estudiar con relativo detalle las técnicas de la imaginación, de la visualización y del verbo. Ahora, ya que hemos podido dar el procedimiento exacto de cómo fabricarse el escudo astral, continuaremos con una serie de tópicos especiales.
En primer término me interesa explicar cómo le es posible al ser humano acumular energía mediante estas técnicas de pranayama, en sus manos o en su frente. A través de estos tres puntos le es posible al hombre enviar o canalizar estas energías hacia otros seres humanos o incluso hacia otros seres de la creación. Las técnicas del pranayama constituyen una herramienta útil para todos aquellos interesados en curar a hermanos con el uso exclusivo de la energía espiritual. Conviene aclarar que esta energía espiritual trabaja no en los planos físicos directamente, sino sobre los cuerpos superiores del individuo, específicamente sobre el cuerpo etérico y el cuerpo astral.
No es posible influenciar el cuerpo mental mediante estas técnicas de pranayama; para este propósito tendríamos que estudiar la canalización adecuada de energías superiores de los planos búdico, átmico o manásico; por el momento trataremos exclusivamente cómo es posible concentrar y canalizar estas energías a través de las manos y de la frente.
Para empezar, diré que la técnica del tercer ojo es conveniente en todas aquellas condiciones que se den lugar durante la primera parte del día, es decir, desde las cero horas hasta las doce del día, y además, en todas aquellas situaciones en donde sea preciso establecer un flujo de energía directamente hacia la mente de otros individuos para corregir estados de ánimo, decaimientos energéticos, depresiones, nerviosismos, y todo aquello que tenga que ver con la personalidad, con vicios y prejuicios a niveles psicológicos.
La energía del tercer ojo es utilizada para estos efectos, mientras que las energías de las manos son utilizadas cuando las enfermedades han llegado ya al cuerpo físico; malestares, dolores de cabeza, dolores de órganos, calambres, etc. Todos aquellos males que tengan que ver con el cuerpo orgánico podrán ser tratados con las manos.
La mano derecha será más efectiva sobre todos aquellos órganos que se encuentren en el lado izquierdo del organismo enfermo, mientras que la mano izquierda trabajará sobre todos los órganos que se encuentren en la derecha. Cuando los problemas sean sobre órganos únicos, éstos podrán ser tratados con ambas manos, equilibrando la energía que por ellas pase. Finalmente, aquellos malestares en los que la salud del enfermo se vea bastante deteriorada, en donde exista peligro de muerte, el flujo de energía deberá ser especial, de acuerdo a ciertas técnicas que daremos en un futuro.
Por el momento conviene explicar cómo es posible acumular la energía, ya sea en el tercer ojo o en las manos, utilizando la visualización creadora: Deberán observarse a ustedes mismos, sentirse a ustedes mismos, como si fueran seres completamente transparentes.
Para que tengan más clara la imagen, imagínense que se encuentran frente a una pantalla en blanco y que únicamente su silueta se dibuja en ella; esta silueta representará su cuerpo energético, obsérvenla llena de luz, de chispitas de energía más brillante, obsérvenla con una energía permanente, armónica y brillante, no representen su cuerpo como algo que está irradiando, sino más bien, represéntenlo como una energía que se encuentra confinada dentro de esa silueta que ustedes están visualizando, sientan que su cuerpo está rebosante de energía, pero que ésta se encuentra confinada dentro de la silueta que ustedes están viendo, vean a esa energía de una manera limpia y pura con pequeñas estrellitas pulsando dentro de ella.
Ahora, cuando se hayan visto a ustedes mismos de esa manera, visualizarán como si de su frente se abriera un ojo, siéntanlo abrirse y sientan que por él sale un flujo permanente, intenso, de esa energía que ya ustedes visualizaron dentro de su cuerpo energético.
Vean llegar toda esa energía al ser que ustedes pretenden curar, enfóquenla directamente sobre el tercer ojo de la persona enferma. Hagan que ésta cierre los ojos para que su atención se centre específicamente en sí mismo y no en las cosas que está percibiendo con sus ojos; vayan bañando a la otra persona y visualícenla también sobre una pantalla en blanco y vean cómo su silueta, su cuerpo energético, empieza a ser llenado con la misma energía que ustedes habían acumulado.
Tómense un tiempo razonable para este proceso de transferencia de energía; una práctica normal deberá requerir aproximadamente entre diez y quince minutos de flujo continuo de energía, y la persona que se encuentre frente a ustedes estará absorbiendo esa energía, adquiriendo de una manera automática la paz y la armonía interior que está necesitando. Ésta será la manera de acumular energía en su cuerpo energético y transferirla a través de su tercer ojo.
El experimento aunque muy sencillo es altamente poderoso una vez que las técnicas de la visualización creadora han hecho su efecto.
La práctica continua de estas técnicas les permitirá trabajar con resultados asombrosos, si son capaces de asimilar la disciplina de una manera correcta.
Por ahora dejo aquí mis palabras y la esperanza de que estas lecciones sean asimiladas y puestas en práctica por ustedes.
Dejo mi paz y mi luz entre ustedes.
Que así sea.

CLAVE PARA EMANAR ENERGÍA

Hermanos Yo soy JOSUÉ y vengo a continuar las lecciones de la salud.
Cuando el escudo aúrico ha sido plasmado en los planos etéricos y astrales, el ser humano manifiesta una capacidad inmensa para aportar energía a todo lo que le rodea. Las prácticas que hemos dado cuando son llevadas a cabo, permiten a los individuos alcanzar tal estado de equilibrio, que son automáticamente convertidos en focos de energía al servicio del Padre Espiritual. La salud que se alcanza mediante el equilíbrio energético, es posible aportarla a través de nuestras manos y a través del tercer ojo a todo cuando nos rodea.
La forma de emanar la energía podrá ser fácilmente realizada de acuerdo a los siguientes pasos.
PRIMERO: Pondrán sus manos juntas en el pecho, cerrarán sus ojos y visualizarán de una manera clara e intensa el escudo de energía que los rodea. Después, a ese mismo escudo le darán la energía que ustedes necesiten, para los casos que ustedes juzguen convenientes, por ejemplo:
a) La energía azul si donde quieren actuar es para aportar la justicia en su máxima expresión.
b) La energía amarilla, si lo que desean es elevar la mente y conceder la iluminación a personas que no pueden discernir correctamente.
c) Rosa, en aquéllas circunstancias en donde el amor sea la respuesta a los conflictos.
d) Blanca, cuando la armonía y la belleza sean necesarias.
e) Verde, cuando la salud sea lo más importante a realizar para ese ser.
f) Naranja, cuando el problema se derive de falsos conceptos y escasez de cultura.
g) Violeta, cuando sea necesario transmutar alguna energía, alguna situación, algun vicio que esté afectando fuertemente a las personas.
SEGUNDO: Coloreen sus auras de acuerdo a la situación que deseen afectar, elevando una plegaria al Padre diciendo:
“Padre mío: yo soy tus manos trabajando en la tierra, que se cumpla tu voluntad por encima de la mía, y en tu nombre yo aporto esta energía”.
En esos momentos separan sus manos del pecho y las dirigen a aquello que quieran armonizar. Su tercer ojo permanecerá abierto trabajando en la visualización, de cómo es la situación que desean sea arreglada, viendo a las personas saludables, viendo la situación en armonía, llenando de luz, color y vida, todo aquello que este bajo el flujo de la energía. Permanezcan así por espacio de un minuto. (Si no se ha trabajado en la plasmación del escudo aúrico, el flujo energético es muchísimo menor y se puede transferir energía en un mismo punto por 10 ó 15 minutos si se llega a requerir).
TERCERO: Regresen nuevamente sus manos al pecho y eleven la oración diciendo:
“Gracias Padre mío por permitirme trabajar en tu nombre”.
De esta manera habrán cumplido con parte de su trabajo para traer “el Reino de Dios a la tierra”.
Debo mencionar que si bien esta práctica es posible realizarla aun sin el escudo de energía, el tener ese escudo concede un poder mil veces mayor que cuando al aura presenta anormalidades o irregularidades impropias de un ser espiritual.

Dejo mis palabras en ustedes y que la luz guíe cada paso que den en esta tierra.

LA SALUD DEL HOMBRE:
UN ENFOQUE ESPIRITUAL

Esta sección estará a cargo del Maestro Josué, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender los procesos energéticos que intervienen para alcanzar la salud.

ALTAR PRÁNICO
Hermanos: Soy JOSUÉ.
Hoy deseo explicar un nuevo tema que tiene que ver con el uso de la energía pránica. Hace tiempo dijimos que era posible crear en sus hogares o en cualquier lugar que ustedes desearan, un altar pránico en donde pudieran realizar sus meditaciones, prácticas u oraciones.

Hoy hablaremos de este altar pránico, cómo puede erigirse y cómo debe cuidarse.

Ya mencionamos que la energía pránica es abundante en los lugares altos, en donde hay flores, donde no existe núcleo de población abundante, donde el aire es puro y, en ciertos lugares magnéticos de la tierra, que es posible identificar con un poco de sensibilidad espiritual, o bien observando: si es en el campo, el color de la vegetación; cuando vean ustedes que en un determinado lugar del campo hay círculos o zonas en donde el color de la vegetación cambia, o bien donde la vegetación desaparece sin aparente razón, o bien donde crecen determinados tipos de arbustos, o brotan ojos de agua; en fin, ciertas manifestaciones de la propia naturaleza, podrán revelar al ojo cuidadoso del estudiante, lugares apropiados donde la energía magnética es más intensa o diferente de la normal.

En primer término entonces, habrá que seleccionar el lugar. Si ustedes viven en medio de una gran población y si el altar desean construirlo en la propia casa, será necesario que mantengan siempre un recipiente con agua, pues como saben, el agua es un líquido magnético que atrae las energías de una manera intensa; esta agua deberán cambiarla diariamente, pero dejando siempre una poca del día anterior y a esa agregarle la nueva, para que de esta manera las energías vayan distribuyéndose.
Cada vez que vacíen el agua se sentarán frente al recipiente, tocarán con ambas manos la copa o vaso, y visualizarán como si de sus manos saliera energía, llenando la copa o el agua de un azul brillante; lo deberán visualizar lo más claramente posible, después retirarán sus manos y visualizarán como si del cielo bajara un rayo de luz azul y cayera directamente sobre el recipiente; traten de verlo lo más claramente posible y hecho esto, simplemente den gracias al Cosmos por permitirles efectuar esta práctica.

Aún cuando el altar no requiere de otros elementos, cada uno de ustedes podrá adornarlo o conformar su aura magnética, mediante ciertos objetos que podrían ser material de cuarzo, flores frescas, o velas preferentemente de parafina pura, igualmente un paño blanco colocado en la base o cubriendo la mesa, o el lugar donde se encuentre el recipiente; además de proporcionar un efecto psicológico favorable, permite el reflejo de las energías que está recibiendo, formando un entorno agradable y protegido por la energía de la cual está siendo receptor.

Diariamente ustedes deberán proveerle a ese altar, la energía más pura que posean o que puedan irradiar; preferentemente durante las mañanas, cuando la mente se encuentra descansada y libre de las preocupaciones cotidianas.

Este altar deberán cuidarlo manteniendo una disciplina estricta, o un ritual riguroso cada vez que se acerquen a él.

Nuevamente, los elementos de la disciplina o del ritual, cada uno de ustedes será capaz de formularlos, simplemente damos algunas indicaciones prácticas.

No sigan un ritual muy elaborado, no sea que por seguirlo fielmente, no puedan llegar a utilizar el altar para los fines que realmente persiguen, por ejemplo: si el altar lo necesitan para fortalecer sus energías durante varios momentos o períodos del día, no formulen un ritual que les lleve horas el poder acercarse y utilizarlo; sean sencillos, breves y claros, tanto en sus decretos como en sus oraciones.

Por otra parte, no sean egoístas con el altar, cualquier persona puede utilizarlo, siempre y cuando ustedes restablezcan diariamente el propósito del mismo y la calidad de la energía.

La forma de utilizar sus beneficios será la siguiente: cuando ustedes requieran de una determinada energía, llegarán hasta su altar, lo tomarán con ambas manos sin moverlo de su lugar, y visualizarán el agua tornándose del color de la energía que ustedes requieren para resolver la situación que les preocupa; sientan que esa energía que es inagotable pasa a su cuerpo, permanezcan allí por algunos minutos, retiren sus manos, den gracias y, con mente positiva, resuelvan la situación en cuestión.

Cuando se sientan cansados, agotados o sin energía, busquen dormitar ceca del altar, las energías automáticamente restablecerán sus cuerpos.

Estos altares son completamente inofensivos para los niños o los animales, los niños igualmente pueden usarlos de una manera completamente segura; sin embargo, sean cuidadosos con aquellas personas de tendencias psicóticas, pues la energía pránica revitaliza sus cuerpos y este tipo de personas tienen aberturas en sus cuerpos etéricos y astrales, que podrían verse afectadas. A este tipo de seres se les debe retringir el uso del altar, para únicamente aquellos casos en que se desee tratar malestares de su cuerpo físico y no para restablecer sus problemas de tipo psicológico (estados depresivos o eufóricos); cualquier tipo de inestabilidad emocional no deberá ser trabajado mediante la energía del altar (esto exclusivamente para aquellas personas con patologías psicológicas), fuera de este caso, todo es seguro y efectivo.

Espero que la utilización de estos altares se vea muy pronto difundida entre toda la comunidad espiritual de la tierra.

Mis bendiciones y agradecimientos por el servicio que están prestando.
Que así sea.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: