RAYO VIOLETA-Séptimo rayo “La Síntesis y la transmutación”

LA LLAMA VIOLETA

Sean bienvenidos en la Luz del Padre.

Los voy a situar en este santuario en que los hemos recibido; Nos encontramos en un salón tallado en mármol, en la parte superior de una montaña localizada en algún lugar del Estado de Puebla. En esta montaña existen ricos yacimientos de plata, bronce y piedras preciosas; la montaña toda es una Antena Cósmica que establece el flujo y reflujo de las corrientes espirituales, es el punto de comunicación entre las corrientes descendentes provenientes del Cosmos, y las ascendentes provenientes de la humanidad y del planeta todo, Santuario del Séptimo Rayo, el Rayo Violeta de la Transmutación.

Les habla su hermano Saint Germain, aquél a quien ustedes habrán oído mencionar en múltiples ocasiones, a través de libros, a través de palabra hablada, y algunos de ustedes a través de mi presencia tangible. Deseo hoy estrechar el contacto con todos ustedes, que conozcan directamente cuál es la naturaleza de mi vibración, y cuál es el papel que deberán desempeñar dentro de los trabajos que el grupo de este Rayo se encuentra realizando en los cuatro rincones del planeta.

Les diré algunas claves sobre cómo trabajar la Llama Violeta de la transmutación. Hoy será para ustedes el redescubrimiento de esta Llama Violeta porque daré cosas que nunca antes he dado a grupos externos. Primeramente diré que el propósito de conceder el poder de la Llama Violeta a la humanidad actual, fue el de presentar unos medios que fueran suficientemente poderosos para que el pequeño porcentaje de seres conscientes, pudiera equilibrar la enorme cantidad de energía desequilibrada, que empezaba a ahogar ya psíquicamente a aquellos seres que sin estar declarados dentro del materialismo inconsciente tampoco pertenecían a las filas conscientes de los buscadores de la verdad, siendo que estos últimos encuentran su semillero en aquellos seres imparciales que no han decidido aún el camino a tomar.

Si las fuerzas obscuras hubieran cerrado la atmósfera psíquica de nuestras vibraciones, hubiéramos perdido ese semillero y la instrucción hubiera vuelto a la estrategia seguida en la época de Piscis: de boca del Maestro a oídos del discípulo. Gracias al uso continuo e intenso de la Llama Violeta, hemos podido abrir en el espacio grandes huecos por donde las energías que bajen del Cosmos puedan llegar hasta la superficie del planeta y a la conciencia de los hombres; sin embargo, la Llama Violeta debe ser comprendida tanto en su función materialista como en su función interna. El uso de la Llama Violeta trae en sus manifestaciones más toscas la transmutación directa de la armonía no manifestada a una energía de orden superior, y en sus aspectos internos, la Llama Violeta activa inherentemente el fuego que cada ser tiene localizado en la base de la columna vertebral.

Debo decirles que cuando la Llama Violeta es manejada por algún discípulo consciente, internamente en sus fuegos recomienza una actividad paralela a la de la llama Violeta, que trae como consecuencia, el despertar vibratorio de los chakras; por lo tanto, cada vez que ustedes utilicen el don de la Llama Violeta, centren su atención no únicamente en aquello que deseen transmutar, sino en la actividad interna que se está llevando a cabo dentro de ustedes mismos.

Una consecuencia a mediano plazo del uso continuado de esta Llama Violeta, será el despertar acelerado de todos sus chakras y por donde, empezarán a despertar en un mundo distinto al que ahora viven. Esto puede o no ser de consecuencias para ustedes como espíritus buscadores de una verdad, por lo tanto,

es preciso que para evitar perder el rumbo ante un sin fin de nuevas impresiones que estarán llegando a su mente, que utilicen el poder del decreto afirmando:

YO SOY DIOS EN ACCION,

 

YO SOY LA VOLUNTAD DE DIOS EN ACCION,

 

YO SOY EL AMOR DE DIOS EN ACCION,

YO SOY LA INTELIGENCIA CREADORA EN ACCION.

 

Afirmando las tres cualidades de las tres primeras personalidades de Dios, podrán entrar a través de la séptima puerta, representada por el Séptimo Rayo, hacia los tres aspectos superiores de la manifestación de Dios. Si Dios es Voluntad, Amor e Inteligencia, ustedes lo son también, afirmando el decreto:

YO SOY LA VOLUNTAD DE DIOS, YO SOY EL AMOR DE DIOS Y YO SOY LA INTELIGENCIA DE DIOS,

 

encontrarán el camino claro y despejado, hacia la verdadera clave de YO SOY.

 

Permítaseme explicar la forma en que el Séptimo Rayo está trabajando actualmente en la Tierra: En primer lugar, el Séptimo Rayo bajó por mandato cósmico, y aún cuando en sus impresiones sensorias se registre similar al color violeta, en los aspectos más elevados, este Séptimo Rayo no es más que luz incolora de una cierta irradiación superior, pero cuando esta energía entra en contacto con la de ustedes, es cuando surge esa tonalidad violeta que ustedes han aprendido a identificar. Por eso es que en ciertas prácticas espirituales ustedes invocan a la Llama Violeta y el color violeta no aparece a sus ojos, aparecen otras tonalidades; es preciso entonces, que aprendan a reconocer el trabajo de la Llama Violeta de una forma interna.

En un tiempo cuando ustedes empezaban les dijimos: visualicen el color violeta; más una vez entrenados, una vez compenetrados con la naturaleza misma del Rayo, el simple decreto YO SOY LA LUZ VIOLETA TRANSMUTANDO EN ESTE LUGAR, los aliviará con la verdadera energía del Rayo, independientemente del color que manifiesten, que debo aclarar, en la mayoría de los casos será violeta, sólo en aquellas ocasiones en que el Rayo sea usado para transmutar cosas ya de por sí de una armonía superior, entonces lo verán resplandecer en una tonalidad desconocida aún ahora para ustedes.

Este rayo baja en determinados puntos magnéticos de la Tierra, santuarios erigidos generalmente en montañas, cuyo contenido mineral las hace propicias para funcionar como Antenas Cósmicas. Después algunos discípulos avanzados de este Séptimo Rayo, sitúan sus domicilios formando círculos concéntricos de esta montaña. Los discípulos más cercanos al Maestro se localizan al pie de la montañas, funcionan en un doble papel: de guardián por un lado y en segundo como retransmisores de la energía de este Séptimo Rayo en su característica descendente. Estos discípulos trabajan generalmente en los planos internos, y en el mundo físico ustedes los verán como simples campesinos o trabajadores.

 

Luego viene un segundo círculo, en donde discípulos también en el camino y conscientes de su papel, siguen manejando este Séptimo Rayo. Ellos generalmente trabajan a través de grupos y escuelas conscientes y retransmiten el Rayo Violeta a todos aquellos lugares donde es necesaria su aplicación. Después los domicilios particulares de los discípulos en general de este Rayo, funcionan también como centros de distribución de la misma energía.

Quisiera que en estos momentos formaran en ustedes la imagen del Séptimo Rayo incidiendo en la cúspide de una montaña; véanlo bajar como una luz intensa y llegar hasta una pirámide cuyas caras son como espejos que reflejan esta misma luz que incide sobre su vértice en cuatro direcciones diferentes; vean llegar estos cuatro Rayos a las mentes de cuatro discípulos guardianes, localizados alrededor de la montaña; luego vean multiplicarse a estos Rayos en otros muchos a través del trabajo de estos discípulos aventajados; finalmente, vean llegar este Rayo a muchos hogares diferentes en muchas partes del planeta, a través del incesante trabajo que despliegan todos los estudiantes de la verdad, todos los estudiantes de la luz, en las diferentes escuelas donde el uso de esta energía se ha vuelto generalizada.

Formen esta imagen y véanse a ustedes mismos integrados dentro de esta red inmensa de luz, ahora con esta imagen en sus mentes, y deseo que la formen, imagínense que es como una gran cascada de luz que salta y salta de mente en mente, hasta llegar a la humanidad toda. Vean viajar a esta luz y tomar la tonalidad violeta justo cuando incide en las mentes de los hombres.

Ahora les voy a pedir como ejercicio, que vean también cómo el resto de los siete Rayos trabaja en forma similar, bajando hasta las cúspides de ciertos santuarios, distribuyéndose y multiplicándose, gracias a la acción desinteresada de los discípulos conscientes del mundo. Quiero que vean a todo el planeta Tierra cruzado e inundado de pequeños rayitos de luz de los siete colores diferentes, vean cómo la energía de los siete rayos, baja de las mentes de los iniciados y empiezan a multiplicarse y a multiplicarse, hasta cubrir toda la superficie del planeta.

Quiero que capten esta imagen porque es de vital importancia en sus desarrollos posteriores. Ésta que ustedes están viendo, es la red de luz que tantas veces se les ha pedido que la fortifiquen, que la refuercen. Ahora pongan especial atención en los mares, observen los mares; vean como hay pocas líneas que cruzan los mares, pues bien, hoy se les va a pedir que trabajen sobre la red de comunicación que une a los continentes. Es necesario integrar dentro de esta vasta red, a los diferentes continentes, busquen por todos los medios establecer contactos con grupos de luz que se encuentren al otro lado del océano, busquen incrementar sus lazos de luz a través de todo el océano, y una vez que lo consigan, formen una red de luz de esta manera:

Que un número de seres del otro lado del mar, coordinen sus pensamientos con los de ustedes, para que en el preciso instante en que ellos están trabajando, lo estén también ustedes. Es preciso hacer un esfuerzo coordinado para que en el mismo instante, sin importar las diferencias horarias, en el mismo instante que un hermano en el otro lado del océano empieza a trabajar en el Rayo Violeta, ustedes también lo hagan y formen un lazo. Manden sus fotografías y que ellos también manden sus fotografías, a fin de poder reforzar mediante la visualización este rayo de luz que debe de unir a los océanos, que debe de unir a los continentes, que debe de unir a las razas, a través de toda la superficie de este planeta.

A la fecha cada país ha establecido en mayor o menor grado una red de luz, a través de la cual podemos llegar a todos los seres conscientes; sin embargo, es preciso que los grupos que trabajan en el plano físico puedan reconocerse y fortalecer los lazos de luz, para que los mares y los hielos árticos no sean ya obstáculos que impidan la Unificación Mundial de esta red de luz.

Únicamente unas cuantas escuelas que trabajan a niveles internacionales, están manteniendo estos esfuerzos de unificar la red de luz, pero son esfuerzos aislados que es preciso reforzar; así pues, una de las tareas que hoy se les pide es ésta, cerrar la red de comunicación para que pueda ser realmente una sola unidad toda la raza humana.

Cuando esto se logra, no tendremos ya pequeños huecos dentro de las nubes obscuras, que conforman la atmósfera psíquica de este planeta, sino que poco a poco, tendremos un cielo despejado, que permita llegar la gloria de Dios y su reino a este bendito planeta.

Voy a decirles algo más: el Séptimo Rayo es el Rayo de la síntesis, es el rayo que cierra un ciclo, es el Rayo que precede a la Nueva Era. Este rayo Violeta por ser el séptimo y por consecuencia el de la vibración más elevada, viene transmutando todo aquello que había sido ya concretado por el trabajo activo de los otros seis Rayos. Este Rayo es de Transmutación por excelencia, este Rayo es de ceremonia y de ritual, es el Rayo de la magia blanca, de la magia que emplean todos los seguidores de la luz cuando alinean sus vidas al propósito Divino, su entorno empieza a ser cambiado en forma mágica, para ponerse a los pies de aquél que así ha ordenado su vida.

La verdadera magia blanca no requiere velas, uniformes y objetos de poder, la verdadera magia blanca es la misma irradiación del discípulo alineado con el propósito divino, que por donde quiera que pase va transmutando el ambiente que lo rodea, el Universo mismo se pone a sus pies y se alinea con ese Plan Divino, del cual el ser consciente es un trabajador activo.

¿Quieren ustedes transformar el mundo ? ¿quieren ustedes, de verdad, erigirse como colaboradores activos del plan divino que el Padre tiene deparado para esta humanidad ? Si su respuesta es positiva, sepan entonces que el simple uso continuo de la Llama Violeta de la Transmutación les irá dando, conforme pasa el tiempo, el poder de alterar todo aquello que no esté acorde con el Plan Divino; les dará el poder para que su sola presencia, aún sin ustedes darse cuenta, transforme de una manera radical, el entorno que les rodea.

Que su oración diaria sea siempre:

PADRE MIO, QUE TU VOLUNTAD SE CUMPLA EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.

PADRE MIO, PERMITEME SER UN COLABORADOR ACTIVO DE ESTE TU PLAN DIVINO.

PADRE MIO, QUE MIS MANOS SE MUEVAN INSPIRADAS POR TU VOLUNTAD, QUE MIS PASOS ME LLEVEN SIEMPRE AL LUGAR QUE TU ME TIENES DEPARADO.

PADRE MIO, PERMITEME SER PARA TODOS TUS HIJOS LO MISMO QUE TU ERES PARA MI.

ASI SEA.

Cuando esta oración sea dicha con todo el corazón, sentirán que en su ser interior emerge una luz de tales proporciones, que ustedes mismos querrán entregarse a la humanidad, para enseñarle de verdad, cuál es el camino que llega al Padre.

Mantengan entonces la serenidad en su ser, eliminen los arrebatos que muchas veces ocasiona entorpecimiento de misiones, y con esa paz que se consigue al saber estar trabajando en forma consciente para la Voluntad del Padre, marchen con pasos firmes y seguros por los senderos que Él les tiene deparados.

Deseo referirme también de manera especial, a ese trabajo tan delicado que se realiza con aquellos hermanos nuestros que se encuentran bajo el influjo de las drogas o el alcohol. La Llama Violeta manejada directamente sobre el chakra laríngeo, el chakra cardíaco y el chakra frontal, traerá un auxilio inmediato a las personas que se encuentran bajo los influjos de estos enervantes, el cómo hacer llegar a estos grupos los principios de la enseñanza espiritual, ésa es la tarea de algunos de ustedes. Invoquen la Llama Violeta, y ahí estaré Yo auxiliándolos cada vez que enfrenten un caso difícil.

Tengo un interés especial en todos aquellos que han caído bajo el influjo de las drogas. Este amor que les profeso, nace de la conciencia que tengo de saber que todos esos seres que han caído en los abismos, pueden ser todavía rescatados de allí y llevados a un mundo nuevo de luz y armonía.

Así pues, no duden en invocar la Llama Violeta para todos esos casos, pues su efectividad será palpada por ustedes tan pronto hagan estas prácticas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: