Archivo de la categoría: CONSEJO DE LOS 24 ANCIANOS

LOS 4 PILARES DEL CORAZÓN: MAESTRO O.M. AïVANHOV

O.M. AïVANHOV 16 de febrero de 2014 a través de Air

 

Audio
 

Mis muy queridos amigos, estoy extremadamente feliz de verlos esta noche y durante esta semana.

Vengo un poco para darles el programa, pero antes de eso, me gustaría proponerles un espacio de Comunión… Así que, si quieren, abramos un espacio juntos en el que podamos compartir en el corazón del Corazón…

[Comunión]

Así que, en lo referente al programa, eso va a ser muy simple. Mañana tendrán la visita de Osho. Entonces, podemos decir que mañana, comenzamos por el Fuego. Y luego, el Martes habrá todavía Fuego, y luego Fuego. Y para apaciguar todo eso, seguirá un poco de Agua. Después veremos si hay una necesidad de continuar la cocción o no. Y ahí sabremos dónde se encuentran y lo que queda. Así que la tarde del Martes, tendrán la visita de Ma Ananda Moyi, y los invito a preparar su visita leyendo o escuchando de nuevo el mensaje que ella entregó el 1 de diciembre de 2012, por otro canal.

Como pueden ver, vamos cada vez más hacia el Fuego. Esto me lleva a recordarles la importancia de los Pilares del Corazón: la Humildad, la Simplicidad, la Transparencia y la Infancia. Y los invito a estar muy, pero muy atentos, ahí dónde están parados. Esto, se lo hemos dicho durante años. Desde hace años, me mato diciéndoles, bueno, en realidad no me mato, es la manera de hablar, pero no dejo de decirles que en algún momento, ustedes no podrán ocultar nada, y el Fuego se llevará todo.

Así que, es muy simple. Me gustaría recordarles en particular lo concerniente a la Humildad. La humildad, los invita a permanecer en la Presencia e interiormente. ¿Porque, qué pasa, si ustedes viven la presencia de otros? ¿Qué demuestra eso? Si hay otros al interior, eso les muestra inevitablemente, que interiormente ustedes están en el “yo”. 

El otro sólo existe porque hay un “yo”. Ese es el punto de partida. Podríamos decir que el “yo” en el espejo, se convierte en el otro.

Si ustedes continúan tratando de encontrar la ramita en el ojo del vecino, significa que todavía tienen una viga en su ojo, es tan simple como eso. Este es el principio de la dualidad. No hay, ninguna excepción a esto. Esto, lo hemos hablado durante años. Tomemos por ejemplo, la noción de Servicio, el Servicio a la Luz. Nunca hemos dicho que se pongan al Servicio de la Luz. Nosotros nunca los hemos llamado Servidores de la Luz. Los hemos llamado, ancladores de Luz, los Sembradores de Luz, Polvo de Estrellas, pero no los Servidores de la Luz. Porque eso significa por ejemplo, que hay un “yo” que debe servir a la Luz para los demás. Vivir la Luz: ese es el Servicio. Esto es, de sí para sí, y cuando digo esto, sabemos, se lo hemos dicho una y otra vez; no hay nadie dentro. Por lo tanto, es de nadie a nadie.

Creo que es muy, muy importante de verse con honestidad, sobre todo ahora. Esto lo van a entender mejor después de la intervención de Ma Ananda Moyi. Pero no voy a develar todo ahora, de lo contrario me van a pegar en los dedos.

Pero ustedes pueden notar que, en general, todo se mueve un poco por todas partes. Por supuesto, están los Elementos, eso ustedes lo ven claramente. Hay cada vez más y más seres humanos que muestran su descontento, hay más y más gente entrando en resistencia. Esto, lo habíamos anunciado hace mucho tiempo. Así que si hay todavía, la presencia de un “yo” dentro de ustedes, deben estar muy alertas, y de ubicarse en los Pilares del Corazón. Este es su salvoconducto.

La Humildad, la Humildad de reconocer que si hay una opinión, un juicio hacia el exterior, entonces eso quiere decir que hay un “yo” en el interior. Y como he dicho en numerosas ocasiones, en ese momento, ¿qué se debe hacer? ¿Ocuparse del vecino o, ocuparse de sus nalgas?

Permanezcan en presencia de lo que está vivo en ustedes. Eso es lo más importante ahora para ustedes, en relación con lo que está ahí. No de lo que viene, sino de lo que ya está ahí. Deben entender eso, no paramos de decirles: todo ya está ahí.

Es muy simple, ya que si se ubican en la Humildad, si reconocen que en algún momento, ustedes ven a otro y eso les muestra que hay un “yo” al interior, entonces no necesitan extenderse hacia fuera. Ustedes saben que lo importante es el “yo”, no para hacerle la guerra, sino simplemente para reconocerlo que está allí.

Eso, los llevará a vivir la Simplicidad. Porque es muy simple: hay un “yo” y ustedes permanecen centrados en el “yo”. Si no hay nadie fuera, entonces inevitablemente, no hay nadie tampoco en el interior. Eso todos aquellos que han experimentado el Absoluto testifican. En determinado momento, no pueden decirles otra cosa. Ellos vieron que no había nadie en ellos, y ven que no hay nadie al exterior. Es muy simple.

Y esto los lleva a la Transparencia, Transparencia hacia sí mismo. ¿Es qué hay alguien en alguna parte? No hay por qué culparse, no tienen que juzgarse. Es simplemente eso la Transparencia: sí, hay alguien, no, no hay nadie.

Bueno, podría también desarrollar sobre la Infancia, pero esto ya se ha hecho, y la Transparencia, los lleva en una cierta forma automáticamente a vivir la Infancia. La Infancia no busca analizar en base a los elementos del pasado, porque el pasado no existe para la Infancia, al menos inicialmente. Por lo tanto la Infancia es acoger lo que llega, sin evaluar, sin juzgar. Porque ¿cómo evalúan lo que se presenta a ustedes? Necesariamente con los elementos del pasado que han vivido, o elementos del pasado que han integrados de alguna manera, en la memoria. Si borran el pasado, ustedes verán que no pueden juzgar, no pueden evaluar una situación. Porque ustedes se dicen, esto está bien, esto es agradable, o esto va a estar complicado, en función de lo ocurrido en el pasado.

Déjense sorprender por la Vida. El Maestro Philippe de Lyon, les ha dicho, que jamás, jamás podrán comprender la Luz. Eso es muy lógico: ¿cómo podrían comprender la Luz con una herramienta de la dualidad? La dualidad jamás podrá comprender la Luz, eso está muy claro. Incluso la dualidad misma, no puede comprender eso.

Si yo desarrollo todo esto esta noche, es para llevarlos en las mejores condiciones a vivir lo que se presente a ustedes ahora, que será desarrollado en los próximos días. Tanto como les sea posible, apóyense en los Pilares del Corazón. Permanezcan Tranquilos, y viviremos un Rencuentro muy caluroso. El Fuego, ustedes lo han comprendido, está en la Fiesta durante este período.

He aquí, lo esencial que quería decirles, lo que deseaba compartir con ustedes esta noche. No voy a abrir un espacio de preguntas. Prefiero que cada uno permanezca en su Profundidad, y pueda acoger lo que hay a vivir en los próximos días. Yo pienso que Osho permitirá preguntas. No estoy seguro, no quiero imponerle nada, ya veremos. De todas maneras, ustedes me conocen, ya encontraré el medio de volver por aquí, por allá. Yo me haré las invitaciones sobre medida.

Bueno, les deseo una buena semana. Diviértanse!

Transmiido por Air
http://www.envol-du-phenix.org

Traducido por HN

MA ANANDA MOYI Autres Dimensions 1o. de Diciembre del 2012 Sugerido por Om Aivanhov a través de Air el 16 de Febrero de 2014

Anuncios

La vida pulsa en cada átomo de nuestro Ser Cósmico. O.M. Aïvanhov.

 Vivificando el Ánimo. Agnimitra Om. 3 de diciembre 2013. Con audio. ¡Compartir!!!!

 

 

O.M. Aïvanhov. Vivificando el Ánimo. “Mi Presencia ígnea, en vuestra Presencia ígnea, tiene el propósito de estimular y fortalecer vuestro ánimo, tiene el propósito de animar y avivar el Fuego de esta devoción.” Agnimitra Om. 3 de diciembre 2013. Con audio. ¡Compartir!!!!
¡Un mensaje de avivamiento y lucidez para todos los hermanos y hermanas, en esta Red Cristalina de Consciencias!

Saludos. Yo soy aquel que fui conocido como Omraam Mikaël Aïvanhov. Bendiciones y paz para todas las Centellas Divinas.

Mis hermanos, mis hermanas, todos aquellos que escuchan estas palabras, mi Presencia en esta oportunidad que la vida proporciona, tienen como objetivo reforzar el muro que nuestra Madre Divina viene levantando por medio de Su Amoroso Acompañamiento, por medio de Su Firme Presencia y, sin embargo, suave, entorno a cada uno de sus hijos e hijas sobre la Tierra.

Mi Presencia ígnea, en vuestra Presencia ígnea, tiene el propósito de estimular y fortalecer vuestro ánimo, tiene el propósito de animar y avivar el Fuego de esta devoción. Esta devoción no debe ser confundida como una adhesión a un ideal de perfección, como a una adhesión o una aspiración de un comportamiento ejemplar, como estas cosas pudieran ser comprendidas por la mente humana. Esta devoción es la entrega de sí, esta devoción es la entrega completa y total de sí a este Amor sin fronteras, a este Amor sin condicionamientos, a este Amor sin límites.

El tiempo y los actos desempeñados en las líneas de tiempo son simplemente un fenómeno en la misma Consciencia. Los lugares, los escenarios son solamente proyecciones en el espacio infinito de la misma Consciencia. Los marcadores de un tiempo de un espacio que suceden por medio de las experiencias perpetradas en la danza de la misma Consciencia, de hecho, no deben establecerse ahí como algo verdadero.

Mucho más que abrir los ojos, vosotros necesitáis abriros a vosotros mismos, para que viváis ahí, en donde habita la Llama que yo vengo animar, en un encuentro sin igual como vosotros mismos. Entonces todo el poder que el tiempo, todo el poder en donde suceden las escenificaciones en el tiempo y que parecen tener sobre vosotros, caerá. Este poder es solamente vuestro propio poder en cuanto a que sois creadores y creadoras universales.

Este ánimo que yo vengo a inyectaros por medio de mi Presencia en vuestra Presencia, no es un cuestionamiento mental de toda la escenificación en estas líneas de tiempo. Este ánimo que yo vengo a inyectar no es un rechazo a la escenificación misma. Este ánimo que yo vengo a inyectar a través de esta Presencia ígnea, y que en este momento nos compartimos, tiene como objetivo despertar ahí en vosotros el gozo del reencuentro consigo mismos.

Sí, estoy consciente de que este es un término capcioso, no importa. Si vosotros os dejáis consumir por esta Llama Eterna que quema en vuestros corazones, toda duda y toda confusión se desvanecerá, porque este gozo que luego se transformará en un Éxtasis –sí, pues el gozo es momentáneo, el éxtasis es implosivo. Pero este Éxtasis que solo surge de la aparente relación con los elementos – es claro, que no existen elementos, solamente vosotros existís – luego este éxtasis se transforma en absoluta Bienaventuranza, pero vosotros debéis redescubrir, o reafirmaros en este redescubrimiento, en la confianza del gozo del reencuentro.

El camino que no es un camino no es una entrada de piedras puntiagudas. ¡El camino no es un camino, no es la corona de espinas que la moralidad y la religión transformaron en una gran pesadilla! El camino que no es un camino, es un campo de flores abriéndose constantemente, exhalando su más prístino perfume.

¿En dónde está el regocijo? ¿En dónde está la verdadera Alegría que no se deja quebrantar, que no se deja afectar por las pequeñas decepciones de una vida limitada? ¿En dónde está el gozo o el júbilo de los seres despiertos que realizaron su Realidad Última? ¿En dónde está la Bienaventuranza de la Liberación?

Vosotros pasáis por la experiencia en este mundo, día a día, como barcos que no tienen un capitán, a la deriva, al antojo de los vientos y de las tempestades. ¿Es ésta vuestra realidad? ¿Sois vosotros de hecho barcos sin capitán? ¿En dónde está aquél que maneja el timón? ¿Quién será éste que maneja el timón? ¿Dios en el cielo? ¿Cristo en el Sol? ¿Yo en la Tierra? ¡No! Ninguna de estas alternativas.

¿Quién maneja vuestro barco? Hummm… Daros cuenta de la maravilla al reconocer este hecho, cuando vosotros os redescubrís como plenamente potentes, como siendo por sí mismos, en sí mismos, en el inicio y el fin de toda Danza; cuando vosotros abrís los ojos hacia la magnificencia de vuestro Ser y percibís que vosotros sois el conjunto de todas las posibilidades. Y comprendéis que ellas son infinitas. ¿Entonces vosotros sois Infinitos? No, vosotros sois algo para lo que no existe palabra, vosotros sois algo para lo que no existe representación, ni en este mundo ni en los mundos de pura Luz, pues todo ello es apenas un reflejo de la magnificencia misma de lo que vosotros sois.

¿En dónde está entonces el motivo para el desespero? ¿En dónde está el sentido del llanto? ¿De la guerra? ¿Del conflicto? ¿De la discordia? ¿En dónde está la simiente de la decepción? ¿De dónde surge este fruto no reconocido? Sí, porque nadie quiere asumir la responsabilidad de sí mismo. Es mucho más fácil crear un dios y un demonio y culparlos por toda luz y toda sombra.

El camino, que no es un camino, el reencuentro con esta magnificencia sucede al asumir la responsabilidad de las espinas que nacen de las rosas que exhalan el prístino perfume. ¿Contra quién vosotros lucháis? ¿Quién es vuestro enemigo? ¿Quién es el opositor en este campo de batalla? ¿Será que la vida se transformó en eso, se resume a eso? ¿Luchar contra lo indeseable, proclamar la victoria del sueño? ¿Del ideal?

Dejadme recordaros algo: la Vida no es, nunca fue y nunca será un campo de batalla. En la Vida no existen frentes de guerra. La Danza, está, limitada, así como ilimitada, solamente existís vosotros siempre. Vosotros, más específicamente. Vosotros que sois el origen y la conclusión de todas vuestras creaciones. ¿En dónde existe espacio para un enemigo? ¿En donde existe espacio para un combatiente? A mí me gustaría que vosotros aprovecharais y consiguierais transferir esta visión que yo les presento, la más obvia de sus experiencias, en el nivel más superficial de vuestra existencia, que es esta danza trastornada que vosotros vivís en este cuerpo de carne y hueso.

Observad el tamaño del escenario, ¿cuántos otros escenarios podéis acoger? ¿Y si vosotros os dejáis sacudir por un acontecimiento en este pequeñísimo escenario que es contenido por tantos otros, siendo vosotros el origen de todos ellos? ¿De qué sirve redescubrir la capacidad de transitar por los escenarios, si vosotros continuáis identificados a la ilusión de una identidad fija? ¿De qué sirve un cielo si “Pedro” o “Juan” continúan existiendo en él como “Pedro” y “Juan”?

¡Animaros! ¡Una gran fiesta está sucediendo a vuestro alrededor! Vuestros dedos tocan esta realidad maravillosa y luminosa, pero vuestros ojos parecen aún voltearse hacia la sombra que vuestro cuerpo proyecta.

Cerrad los ojos, cerrad los ojos… ¿Vosotros lograsteis percibir lo que yo percibo ahora? ¿Lograsteis sentir, con el sentir sanado y rectificado del Corazón, la Vida pulsa en cada átomo de vuestro cuerpo cósmico? Solamente eso, solamente un momento de eso y todos los fardos de una vida comprimida entre el nacimiento y la muerte se desvanecen. Dejad a los fardos caer constantemente, porque el camino que no es un camino no es una corona de espinas, es un campo de flores que se abren exhalando el olor de la santidad.

Yo os dejo, Rosas del Corazón Divino de la Madre, pero jamás os dejaré, porque yo vivo ahí en donde la Llama Eterna quema. Sed bendecidos, hasta otra oportunidad.

Transcripción realizada por colaboradores de Agnisangha
Revisión Final: Agnimitra
Publicado por Agnimitra.
 http://antena-protecao.blogspot.com/2013/12/o-m-aivanhov-031213-avivando-o-animo.htm

Traducción del portugués: Lucía Montaño Ferrer