Última clave: Instalándose en la Gracia (Abandono en la luz) Nov 2012

PHILIPPE DE LYON Autres Dimensions 10 de Noviembre de 2012

http://www.autresdimensions.com

Canalizado por: Jean Luc Ayoun

Transcripción: Véronique Loriot

http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com

http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Traducción: Hedyn Núñez

PHILIPPE DE LYON

10 de Noviembre de 2012

audio

http://www.yakitome.com/static/data/audio.name/89/audio.name.89e8f24d4c5a0f0b.617564696f2e6d7033.mp3?attachment

Yo soy el Maestro PHILIPPE DE LYON e intervengo, ante ustedes como Melquisedec de la Tierra. Hermanos y Hermanas, vivamos un momento de Amor y de Paz.

... Compartiendo el regalo de la Gracia …

Lo que el Cónclave de los Ancianos me ha pedido que les diga, deriva directamente de mi posición dentro de la Asamblea de Ancianos. La materia, la conciencia de la materia y la conciencia del lugar dónde ustedes se encuentran, está inscrita en un principio de resistencia y oposición, conocido como acción-reacción. Todo lo que sucede en este mundo siempre estará sujeto a la acción-reacción, que es el principio mismo del confinamiento. La acción-reacción se expresa por la resistencia o la no resistencia a cualquier cosa que pueda suceder o sobrevenir en este mundo. El lugar de vuestra conciencia donde sea que esté, siempre dará lugar a la posibilidad de una acción o de reacción en este mundo, como de no reaccionar aun estando activo. Esto es lo que voy a tratar de explicar y lo que tengo que decir.

El Cristo dijo: cuando alguien te pegue, pon la otra mejilla. Lo que puede aparecer para la personalidad como un acto de sumisión vinculado a la Depredación, puede explicarse como una debilidad o por el contrario, como una gran fuerza. Esta fuerza no se toma de la acción-reacción de este mundo, sino de lo que yo llamaría una especie de fortaleza de alma o de espíritu. Este mundo está basado en la resistencia y la oposición. A lo que se opongan en vuestra vida, va a reforzase. En el ejemplo del Cristo, el que recibe un golpe y devuelve el golpe, mantiene en permanencia la acción y reacción. Incluso si hay un sentido de la justicia, y un sentido de reparación dentro de este mundo, el principio de causalidad, ciertamente no se ha extinguido. Lo que quiero decir con esto es que todo a lo que van a oponerse, todo a lo que ustedes resistan (por el mero hecho de movilizar vuestra conciencia en el acto de resistir u oponerse), los hará encontrarse, inevitablemente, con las consecuencias de esta resistencia y esta oposición. Ustedes no pueden, con los medios ordinarios de la conciencia en este mundo, ocasionar ninguna modificación en la percepción de éste. Yo diría aún más: el hecho de oponerse a la causalidad de este mundo, los mantiene en la causalidad y les impide vivir la Gracia. La Gracia lejos de ser una renuncia o una forma de debilidad, o lo que sea, consiste en entender y vivir las leyes de la materia, en su más cruda materialidad, así como la conciencia presente en esta materia no podrá en definitiva, jamás escapar a su condición y su condicionamiento.

 

El principio de la no-acción no es un acto de pasividad, sino una gran fuerza en aquel que ha comprendido que resistir u oponerse mantiene lo que se llama confinamiento. Aceptar este principio, no como una creencia, sino viviendo los efectos directos, les dará a ver, si aun o es el caso, que si no se oponen, si no resisten más, a nada de la materia de este mundo, ésta, no puede tener ninguna influencia, no sobre vuestra materia, sino sobre vuestra conciencia no conectada a esta materia. La no-resistencia y la no oposición (poner la otra mejilla, si lo prefieren) es la manera más rápida, y más directa, de extraerse de vuestra propia resistencia, de la resistencia de este mundo, y por lo tanto vivir el Choque de la Humanidad, con la más grande de las facilidades. A eso que se opongan, se fortalecerá inevitablemente. Oponerse es enfrentarse. Oponerse es medirse. Y en este género de medida, ustedes serán siempre perdedores, porque la fuerza en número, en los mundos materiales confinados, es mucho más importante que la fuerza de un individuo. Cualquier individuo (sea lo que sea, dentro de una determinada persona), no puede abatir las barreras de este mundo, ni siquiera sus propias barreras. El ejemplo del Cristo ha sido flagrante. Toda oposición, toda respuesta, cualquier resistencia a las leyes de este mundo se acompaña, lo quieran o no, de vuestra participación en estas leyes. Vivir la Gracia es no rechazar nada, no oponerse, y no resistir a nada. La personalidad siempre dirá que dejar hacer a la materia es fuente de desorden. ¿Qué quieren ustedes encontrar? El orden de la conciencia Unificada, ¿o el orden de la conciencia en este mundo?

No resistir ni oponerse, hace desaparecer todo a lo que antes prestaban atención. Por lo tanto, no resistir y no oponerse, es sin duda, durante este período, la mejor manera de descubrir la acción de la Gracia en ustedes, como en vuestro mundo, así como en lo que, hasta ahora, requería de vuestra parte, oposición o resistencia. Retengan este gran principio, incluso si no es evidente de inmediato, porque no podrán comprenderlo y vivirlo sino desde el punto de vista de la Gracia: a lo que ustedes se opongan, a lo que se enfrenten, resistirá. Este es el principio de la ley de este mundo. Ustedes no pueden hacer desaparecer la ilusión, no pueden deshacerse de lo que les molesta, sólo con oponerse o aportando una solución. La solución misma estará registrada según la ley de causalidad y les impedirá  ver la Gracia actuando, en la no-reacción, en la no-oposición. Desde luego, las leyes de la personalidad hacen que una persona agredida, tenga legítimo derecho a acudir a la justicia o responder por sí misma, según corresponda. La ley de la causalidad (válido para todo lo que es del orden de la materia observable, medible y ponderable) no concierne de ninguna manera, a lo que Son, en el seno de vuestra conciencia. Corresponde a ustedes, poner vuestra conciencia bajo la égida de la resistencia o bajo la égida de la Gracia: Abandono o resistencia. Abandono o resistencia: no a la materia, sino a la conciencia misma y a la fuente de esta conciencia. Mientras que vuestra acción se sitúe como una adaptación a un mecanismo externo, cualquiera sea, ustedes calcan vuestra estrategia sobre las leyes de este mundo.

La ley de este mundo se basa en la falta de Amor y la búsqueda de Amor. La Ley de la Gracia, de otros mundos Unificados está basado en la presencia del Amor y en la ausencia de resistencia denominadas: Transparencia, Humildad y Simplicidad. Las circunstancias de este mundo y de la propia Tierra muestran, por la acción de los Elementos, lo que deriva de las resistencias, o del Abandono a la Gracia. La materia en sí misma, la conciencia propia de la Tierra, muestra a ustedes lo que sucede cuando los Elementos se despliegan y permiten precisamente vencer las fuerzas de resistencia. Y estas fuerzas, son las fuerzas confinantes, compresivas y limitantes. La Gracia es ilimitada, sin restricciones y sin resistencia. La Gracia es, por lo tanto, Transparencia. Así, el ejemplo de la Tierra les muestra, en la fases que ella vive, estos diferentes momentos de ajuste y reajuste, bajo la acción de la Gracia y no bajo la influencia de la reacción. Es lo mismo en ustedes: el Fuego interior, los movimientos de la Tierra, de vuestro cuerpo, de sus Vibraciones, y estados de ánimo que les afecta o que se manifiestan, pueden colocarlos bajo la acción de la ley de resistencia, como bajo la acción de la ley de Abandono. La ley de Abandono consistirá por lo tanto, en aceptar como inevitable, e ineludible, lo que se produce en ustedes como en la Tierra. La ley de resistencia los hará entrar en oposición, en sufrimiento, en relación con lo que desarrolla en vuestros Elementos, como en los Elementos de la Tierra. Tal como lo expresó el bien-amado Juan, (o, Sri Aurobindo). El Choque de la Humanidad y sus diversas fases, durarán todo el tiempo que sea necesario, para ustedes, como individuo, o como colectivo, en la comprensión de la resistencia o de la Gracia

 

Eso que quizá experimentaron en forma individual, debe vivirse de la misma manera como un colectivo. El trabajo realizado por la Luz, vuestro trabajo y el nuestro, han permitido acortar el intervalo de tiempo entre la negación y la aceptación. Hagamos que las fases de resistencia (y, en particular, la negociación y la ira), sean reducidas a su mínima expresión, tanto individual como colectivamente. La resistencia a la Luz mantiene la ilusión: la vuestra como la colectiva. La instalación de la Luz, realizada por la conexión entre la radiación del Sol y la radiación de la Tierra (Liberación del Sol, y Liberación de la Tierra) hace posible para y en ustedes, de ver claramente, lo que se implementa interiormente. Todo lo que resiste (o lo que no es fluido, si lo prefieren), sólo muestra vuestras propias resistencias. Todo lo que es fluido y fácil, no hace y no hará más que mostrar vuestro propio Abandono a la Luz. Este mundo sólo se mantiene por el principio de causalidad, oposición y confrontación. Es un equilibrio que parece dinámico, con variaciones de un estado a otro (llámese alegría, tristeza, ira u otra). Cuando dejan caer un objeto en la Tierra: el cae. En otras dimensiones, no pueden dejar caer un objeto, simplemente, porque no hay ni arriba ni abajo, ni dentro ni fuera, ni izquierda ni derecha. No hay razón por la cual un objeto exista y que este objeto caiga. ¿Dónde caería? ¿Arriba o abajo, en la medida en que no hay arriba, ni abajo? Es lo mismo con vuestra conciencia, en estos tiempos. ¿Van ustedes resistir o no? ¿Resistir a qué? ¿A la acción de resistencia conjunta de este mundo, en sus etapas finales de oposición a la Luz, que se producen en este mismo momento? Que no son hechos de la Tierra (les recuerdo que la Tierra esta Liberada y aceptó su Ascensión), ni son vuestros hechos, de forma individual, que están presentes, sino simplemente de la persistencia de los hábitos y condicionamientos de la humanidad, a través de los sistemas de control de la mente humana decadente, y a través de la fuerza de la costumbre y, sobre todo, el peso de la conciencia limitada asociada a la materia.

Vuestra facilidad de instalación en la Gracia, sólo depende desde ahora en adelante, de ser capaces de oponerse o no a lo que esta ahí. La oposición o confrontación a lo que llega, puede tomar, aspectos muy fuertes, diferentes y variados, desde el hecho de la expresión de un deseo, que sea contrario a lo que sucede en la Tierra y en ustedes, hasta “la sensación de dominio, de controlar una situación o, a individuos cualesquiera sean. Les recuerdo, por esto, lo que se ha expresado muchas veces en cuanto a las líneas de Depredación personales o colectivas. La resistencia es una forma de depredación. El Abandono a la Gracia es el estado de Amor Absoluto que ha hecho decir al Cristo: “cuando alguien te pegue, ofrece la otra mejilla”.

Complementando lo que dijo claramente el  Hermano K (en su discurso del 10 de Noviembre de 2012), es evidente que durante este período, a medida que la Luz crezca (en el cuerpo que habitan, como en la conciencia que son más o menos amplia), más dará lugar, en esta fase final, a las resistencias y oposiciones, no de individuos, sino de un conjunto de individuos (sometidos aún a las líneas de depredación y por el miedo a lo desconocido), perpetuando la continuidad de una conciencia separada. Pero, como lo ha dicho el Comendador (O. M. Aïvanhov) y algunas Estrellas: todo está consumado, desde hace un tiempo, en las otras Dimensiones y re-descendiendo luego hasta la vuestra (de la cual nosotros estamos, muy cerca, siendo marcado por nuestras comuniones, nuestras reuniones a diferentes niveles, en diferentes estados, de vuestra conciencia de vigilia o de sueño). Comprender el principio de la no-oposición y de no-resistencia los hace descubrir rápidamente los efectos del Abandono del Sí y el Abandono a la Gracia y a la Luz. En última instancia, vuestros comportamientos (individuales como colectivos) se convierten, a los ojos de la personalidad, cada vez más extremista, mostrarán solamente (para la conciencia expandida Unificada, como para el que permanece en el Sí), el terror del debilitamiento total de las leyes de resistencia y de oposición. Las últimas etapas que conducen a la ruptura del antiguo equilibrio, para obtener mucho más que un nuevo equilibrio, el Paso del viejo al nuevo Mundo, de la conciencia separada a la conciencia Unificada, de la persona al Absoluto, de la Tierra de 3D, a la Tierra de 5D, no hacen ninguna diferencia. La acción de los Elementos es la misma para todos. Simplemente la resistencia o no-resistencia a la acción de los éstos, será vivida de manera distinta, pero con el mismo momento final, que sin embargo, les recuerdo, es la Libertad y la Liberación. Las circunstancias que ustedes han de vivir, cualesquiera sean (en vuestra vida, en vuestras relaciones, en vuestro cuerpo o en las interacciones llevadas a cabo dentro de la comunidad humana), no representan, en última instancia, lo que está en juego, a vuestro nivel, en la fase final de la Luz estableciéndose, en totalidad.

Resistencia o Abandono. Oposición o no-oposición. De ahí surgen las consecuencias visibles, en ustedes, como en la Tierra, precisamente durante este período. Está en función de esto y absolutamente de nada más. Lo que significa, que si ustedes son capaces de dejar trabajar a la Luz, en totalidad, sea lo que sea que se desarrolla, todo se desarrollará bajo la égida y la acción y de la Luz. La materia debe espiritualizarse por la acción de la Luz. ¿Qué significa esta espiritualización de la materia? Algunos la han llamado Ascensión, Traslación Dimensional, Despertar, Libertad y Liberación. ¿Es qué la materia tal como la conocen, en este plano, puede ser Liberada de su propia ley de causalidad? Por supuesto que no. No hay mejor manera de darse cuenta, que de ver la diferencia de los efectos obtenidos, según a lo que resistan y según lo que ustedes Abandonan.

Las circunstancias de vuestras vidas, como las de este mundo, frente a la Luz, en impregnación y establecimiento del reino de la Luz, les da a vivir, precisamente donde se encuentra la Tierra, los seres humanos, el sistema de control de la mente humana, así como ustedes mismos, en la escala de resistencia o de Abandono a la Luz. “Poner la otra mejilla” es un acto de humildad extrema, pero sin duda, no de debilidad. Se trata de una gran fuerza, ya que esta gran fuerza no viene de este mundo, sino desde el otro lado del Velo, de la Conciencia que, en ustedes permite la fluidez de la Unidad, la realización del Sí, como la no-interferencia en las leyes de este mundo. Por supuesto, cuanto más el sistema de control colectivo de la mente humana (el peso de la costumbre y del automatismo) se vean desaparecer por la acción de la Luz, más las últimas resistencias de este sistema colectivo se volverán aparentes y aparentemente violentas. Recuerden que esto solo tiene un tiempo, en ustedes como al exterior y que si aceptan el principio de humildad, de no “ser nada”, como le expresé en una de mis últimas intervenciones, al mismo tiempo que la estrella Teresa de Lisieux (ver: intervenciones de Philippe de Lyon 2 Octubre y de Teresa, del 15 de Octubre de 2012), entenderán por ustedes mismos, no el significado de mis palabras, sino vivirán directamente la eficacia y la eficiencia. Recuerden: todo a lo que se opongan, todo a lo que resistan, se fortalece y se nutre de vuestra oposición y resistencia. Este es un primer paso, de alguna manera, en la concientización de que ustedes mismo crean, vuestra propia realidad.

La realidad de la Luz es inmediata: su tiempo mínimo de propagación no es según el principio de causalidad, lo que significa que la inmediatez de las reacciones, la inmediatez de las circunstancias, incluso de vuestra vida, va a ponerlos frente a este principio, ya sea de resistencia, o de Abandono. Ustedes deciden, pero puedo asegurarles, que todas las circunstancias de este mundo, colectivas e individuales, permitirán que rápidamente se den cuenta, si ya no se produjo, de la diferencia entre los dos. Esto concierne también a la selección de alimentos, ya que lo mencionaron hoy (este tema ampliamente desarrollado en la intervención de Hildegarde de Bingen del 3 de Octubre 2012), como la elección de vida, así como la elección de conciencia. Se verán enfrentados, en una especie de causalidad inmediata (debido a la acción de la Luz), a las consecuencias de una opción u otra. Y toda elección en última instancia, resultará de vuestra capacidad de dejar obrar a la Luz o de querer meter vuestra conciencia personal. Ver esto, ver la acción de la Luz sobre la materia, dejar a la materia espiritualizarse requiere, por supuesto, dejar obrar al Espíritu, y la ley del Espíritu, por oposición a las leyes de la materia. Ustedes, cualquiera sea vuestra conciencia en este momento, pueden darse cuenta por sí mismos (sin importar la ubicación, ni vuestras condiciones de vida), qué significa lo que acabo de decir, ya sea porque les ha ocurrido, o porque esto sucede a nivel colectivo. La Luz, recuerden, jamás combate a la Sombra: ella se establece y la Sombra desaparece por sí misma. Lo mismo sucede entre vuestra conciencia Luz (en relación a lo que Son, en Eternidad), y la conciencia resistente (ligada con la conciencia de la personalidad). Como se ha expresado de otras maneras: lo que sucede fuera, sucede interiormente. Los Elementos obrando en el mundo, obran en ustedes, de la misma manera. De la manera en que ustedes se ajusten a la Luz (por la no-resistencia o la resistencia) se deriva, cada vez más, la forma en que viven este período.

La espiritualización de la materia (o la Ascensión de la materia), no es más que la adquisición por parte de la materia de otro modo y otro patrón Vibracional y de conciencia, acompañada de la desaparición de la materia resistente, registrada en la falsificación. Desde vuestro punto de vista (de la conciencia personal, individual o colectiva), el resultado es exactamente el mismo, pero la experiencia es profundamente diferente. La calidad de esta experiencia, durante este período, es preponderante, tanto para el bienestar, que para reencontrar la totalidad de lo que Son, más allá de todo Velo. La espiritualización de la materia concierne, por supuesto, a este cuerpo, por los procesos Vibratorios, por las modificaciones fisiológicos que se han descrito, en este día como en otros (ver: en particular, práctica de: “protocolos prioritarios”). Tienen una visión clara de lo que sucede dentro de ustedes. El mundo, tal como lo conocen, es un hito, porque lo que se desarrolla, tiene lugar en ustedes de la misma manera, con más o menos sincronicidad, con más o menos evidencia. Pero llegará un momento, en que si todavía dudan, ya no podrán dudar, no por convicción, sino porque lo vivirán.

Muchos de ustedes se han visto afectados en los últimos años, por una serie de cambios de equilibrio con respecto a las circunstancias de vida, como de vuestro propio cuerpo. Observen real y concretamente el resultado. ¿En qué se han convertido como resultado de lo que les pasó? ¿Están aún más en resistencia? ¿O están más en el Abandono? Las circunstancias actuales de vida dependerán, de vuestra actitud en relación a lo que la Vida y la Luz, les han propuesto. Existe pena, castigo, o error, solo para la personalidad, ciertamente no, para quien está establecido en el Sí o el Absoluto. Las circunstancias de la Tierra, vinculada a la acción de los Jinetes, visible en la Las modificaciones de la Tierra por los sismos, los volcanes, los vientos, el agua, es lo mismo que se produce en ustedes. Cada día, desde ahora, la Luz los llamará de una manera u otra, mucho más allá de nuestras Comuniones, de nuestras Presencias, más allá de la Presencia de MARÍA o de URIEL, más allá de la presencia de un doble (el que sea). La Luz va a llamarlos, no como el Llamado de María, mostrándoles las circunstancias de vuestra conciencia, como las circunstancias de vuestra vida. Recuerden que por esto, no hay que juzgarse, ni juzgar a nadie, ni a ninguna circunstancia. Simplemente observar lo que la Vida y la Luz le dan a ver. Observen lo que la Vida y la Luz les dan a ver (en vuestra vida, en su desarrollo, y sus eventos), que es de facilitar la no-resistencia y por lo tanto el Abandono a la Luz (si no está ya ha hecho), el Abandono del Sí, y la reintegración en vuestra Eternidad. Poco les importará cuando hayan hecho, yo diría, vuestro Choque de la Humanidad, en ustedes, ya nada podrá afectar la Conciencia que Son. Yo prosigo con esto: que podría ser dicho, por ejemplo, hoy, por MA ANANDA MOYI (ver: su intervención del 10 de Noviembre de 2012), como por otros; simplemente, esta es mi visión en cuanto a mi función de Melquisedec de la Tierra. La Tierra expresará siempre una compresión: la materia. El elemento Tierra, amputada de su realidad y paralizada, no Vibra más.

Por otra parte, la adición de Luz a la materia, les ha permitido vivir los mecanismos Vibratorios de Luz Vibral y hacer una serie de transmutaciones en ustedes. Actualmente, no hay necesidad de ir más lejos, sino de vivir más intensamente, ya sea el principio de resistencia, de oposición o entonces de Abandono, por las circunstancias de vuestra vida y la vida sobre la Tierra. Hasta ahora, ustedes podría preguntarse acerca del Abandono (ya sea a la Luz o el Abandono del Sí), sin ser capaces de encontrar una respuesta, o incluso de vivirlo. Las circunstancias colectivas van a hacer de manera, que no se hagan más la pregunta, porque ustedes lo vivirán de un lado o del otro: ya sea del lado de la resistencia, ya sea del lado del Abandono. Pero sólo el hecho se ver la resistencia por lo que ella es, los llevará con más facilidad al Abandono. Muy a menudo, la resistencia de la materia, más allá del confinamiento, resulta solamente de las costumbres. Así, el fin de los patrones habituales han comenzado, para muchos de ustedes, a través del cambio fisiológico (ya sea en relación a las necesidades alimenticias, emocionales, sexuales o las necesidades de sueño), les da la prueba (si lo viven), que no existen barreras que la Luz no pueda abolir, incluso en cuanto a la fisiología de la materia. Modificando así, por yuxtaposición y superposición de la conciencia ordinaria con la conciencia Una, vuestras propias condiciones de vida, desde ya.

Lo que los ha afectado, más o menos conscientemente, más o menos intensamente, individualmente se vuelve simplemente colectivo. Esto aparecerá desde el final de la intervención del ángel Uriel, quien le dio, en cierto modo, los últimos medios de ajuste a vuestra propia Presencia, más bien que a vuestra propia resistencia (nota: ver: “protocolos prioritarios”). Los invito, no a desmenuzar vuestra vida, sino a observar (lo que pasa en ella, como en ustedes, y a vuestro alrededor), sea cuál sea vuestra reacción y estado, ya sea emocional, mental, como vuestro estado de Paz. Ustedes lo saben muy bien: la emoción no puede implicar la Paz, así como la mente no puede afectar la estabilidad y la Paz. Deben sacar las conclusiones y ver dónde se ubican, en función de la acción de la Luz, no sólo en vuestra persona, como un Liberador, sino en todo el proceso de la Liberación de la Tierra. Estos son algunos elementos de reflexión que tenía para darles. Si tenemos tiempo, y si tienen preguntas en relación a esto, entonces los escucho.

Pregunta: ¿Vivir el estado de Gracia y no querer “volver a bajar” es normal?

Pero, ¿quién quiere volver a bajar, sino la personalidad misma? El que está en Gracia, no se plantea esa pregunta de descender o de subir: él Está ahí. El Estado de Gracia (y tienes un ejemplo de esto, en algunas de las Estrellas, por sus experiencias durante su encarnación) que les da a ver lo que es el Abandono a la Luz y la resistencia a la Luz. Preguntarse por descender de la Gracia, sólo muestra una resistencia de la personalidad.

Pregunta: No tenemos más preguntas, muchas gracias.

Hermanos y Hermanas encarnados en la Tierra, les transmito todas las bendiciones del Melquisedec de la Tierra. Y les invito a posicionarse con más claridad en vuestras metas, y sobre vuestros objetivos, que les recuerdo, no puede ser un objetivo diferido en el tiempo, de la Luz, sino el objetivo de vuestra vida. Las circunstancias de la vida los llevará rápidamente a posicionarse definitivamente ya sea en la Gracia o el resto. Habrá cada vez menos, medidas a medias, ajustes o equívocos entre la Gracia y la personalidad. Les digo hasta una próxima vez, con todo mi Amor.

  

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: