La Oración, los dones, la humildad y el deber

La oración, arma espiritual.

“Lleváis un arma poderosa para
libraros de la tentación: es la oración.
Es el arma que os hace sentiros
fuertes, que os acerca a mi Divinidad
y os hace caminar junto Conmigo en
el camino de vuestra evolución
espiritual”.
AdS 206:35

2

20 Os insistimos en la oración, como arma
espiritual infalible para manteneros unidos y
combatir con ella las redes invisibles de la
discordia, siendo firmes el hoy como el
mañana; para que no dudéis nunca de lo que
creéis hoy, para que lo que ahora veis con toda
claridad, después no lo veáis envuelto en
tiniebla.
21 Es menester que al llegar ante vosotros la
humanidad sedienta de conocimientos, se
encuentre con los labriegos preparados que
han recibido una fuente inagotable de
enseñanzas y revelaciones. Y cuando lleguen a
combatiros los hombres de la justicia humana,
los teólogos y los científicos, les mostréis una
Obra divina y pura, que puede entenderse,
amarse y practicarse.

El Padre no pide santidad al hombre.
“De cierto os digo: sin llegar a ser
santos ni justos, podréis hacer
grandes obras de redención entre los
hombres, grandes prodigios entre la
humanidad y también podréis ser
ejemplo entre los hombres. Vuestro
espíritu llegará algún día a la
perfección mas no sabéis cuándo”.
AdS 328:15,16
22 No se os pide santidad ni perfección,
simplemente purificación moral y adelanto
espiritual.

El espiritualista debe ser reflejo de
la Obra grandiosa del Padre.
“Sed el pueblo bueno, sed como
espejo limpio para que todos crean
que estoy con vosotros”.
AdS 100:75

23 Habéis tenido la luz a torrentes, habéis
tenido explicaciones suficientes, tenéis la Ley
en la mano, el entendimiento preparado y las
facultades en vuestro espíritu y mientras más
recibís, mayor es vuestro compromiso; no
mostréis por tanto, una Obra mediocre, sino
dejad que la Obra grandiosa del Padre, se
refleje limpiamente en vosotros.

24 Grande es vuestra responsabilidad; mañana
debéis ser los grandes analizadores de la
palabra del Padre, para que conociendo el
fondo y el sentido de ella, los compartáis con
vuestra hermana humanidad.

25 Levantad al hermano caído, apartad su
duda para que pueda comprender la palabra
del Señor, y así todos preparados llevéis
adelante su Obra y realicéis el plan divino; y si
por momentos os sentís débiles, el Señor os
mostrará Su brazo fuerte, y todo aquello que
esté fuera de vuestro alcance por ser limitados,
el Señor lo hará con suma sabiduría, amor y
caridad.

La humildad.

“Cuando seáis humildes, seréis
grandes. No está la grandeza en la
soberbia y la vanidad, como muchos
creen. Sed mansos y humildes de
corazón os he dicho a través de los
tiempos”.
AdS 47:54

26 Que vuestro espíritu se sienta siempre
humilde, pequeño y manso ante su Señor; y
ante vuestros semejantes, ante vuestros
iguales, no os sintáis nunca superiores.
27 Si os reconocéis más elevados que otros,
pensad que ellos también estarán algún día a
vuestra altura, y que posiblemente escalen aún
más alto que vosotros.
28 No siempre existirá el retraso, la ignorancia
no será eterna; las tinieblas algún día se han de
convertir en luz.

La igualdad en el espíritu:

“Quiero igualdad entre mis hijos,
como lo prediqué desde el Segundo
Tiempo, pero no como la conciben los
hombres, únicamente material. Yo os
inspiro la igualdad por el amor,
haciéndoos comprender que todos
sois hermanos, hijos de Dios”.
AdS 246:63

29 Si ahora, como en todos los tiempos, han
existido algunos más elevados que los demás,
el instante llegará en que la igualdad espiritual
sea en todos y la familia universal del Padre se
encuentre toda en la misma elevación
espiritual, toda ella reunida en suma
perfección.

ORACION7-2
El que más sabe, es más responsable.
“Debo deciros que la responsabilidad
crece en vosotros según se desarrolle
vuestro conocimiento, porque iréis
siendo cada vez más sensibles a los
dictados de la conciencia”.
AdS 310:70
30 El que sabe más que los demás, hermanos
míos, tiene mayor responsabilidad y más
delicado es su deber; tiene la obligación
contraída ante el Padre, de participar del
conocimiento que posee a todo aquél que no lo
tiene; recordad que el Padre os ha dicho que
no quiere que seáis los ricos avaros ni en lo
material ni en lo espiritual.
Stg. 4:17
31 Así como os prevenimos de que no caigáis
en soberbia o afán de superioridad, os
advertimos que no caigáis tampoco en la falsa
modestia, porque ésta lleva en sí mentira;
reconoced con humildad y sencillez vuestros
logros espirituales, mas estad prestos también
a reconocer los de los demás.

32 Para que el ejemplo de Israel sea fecundo
entre la humanidad, y para que vuestras
humildes obras conmuevan a los hombres,
tenéis que afirmar vuestros pasos en la senda
de la verdadera justicia.

33 ¿Quién de vosotros como siervo del Señor
puede dudar de sí mismo? ¿quién de vosotros
podrá sentirse incapacitado para desempeñar
su misión?
34 Aquél que así se sienta, será porque no ha
reconocido sus dones, será porque no ha
penetrado en sí mismo y no ha estudiado la
palabra del Divino Maestro.

1-.3

Acerca de PRINCESA FÉNIX (CORAZONDECRISTAL)

DEFINIRME SERÍA PONER LÍMITES A MI SER, PERO SOBRE TODO A MI CONCIENCIA MULTIDIMENSIONAL, SIN EMBARGO HAY UNA PALABRA: "ESENCIA"

Publicado el octubre 14, 2014 en ADOCTRINAMIENTO PARA LOS 144 MIL ELEGIDOS, DOCTRINA ESPIRITUALISTA TRINITARIO MARIANA, ESPIRITUALIDAD, ESPIRITUALISMO/MUNDO ESPIRITUAL, TERCER TIEMPO DE LA ESPIRITUALIDAD. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: