AMAR CON DESAPEGO

esenciadeamor

Donde hay amor no hay deseos.
Y por eso no existe ningún miedo.
Si amas de verdad a tu amigo o a cualquiera, tendrías que poder decirle sinceramente: «Así, sin los cristales de los deseos, te veo como eres, y no como yo desearía que fueses, y así te quiero ya, sin miedos a que te escapes, a que me faltes, a que no me quieras».
Porque en realidad, qué deseas? Amar a esa persona tal
cual es, o a una imagen que no existe?.

En cuanto puedas desprenderte de esos deseos-apegos,
podrás amar. A lo otro no se le debe llamar amor, pues es todo lo contrario de lo que el amor significa.
El enamorarse, tampoco es amor, sino desear para tí
aquella imagen que te imaginas de esa persona.
Es como vivir en un sueño, porque esa persona no existe.
Por eso, en cuanto conoces la realidad de esa persona,
como no coincide con lo que tú imaginabas, te
desenamoras.
La esencia de todo “enamoramiento” son los deseos y expectativas.
Los cuales generan celos y sufrimiento porque, al no
estar asentados en la realidad, viven en la inseguridad
y desconfianza, así como de los miedos a que todos sus
sueños se acaben y sus castillos formados de ilusiones se vengan abajo.

El enamoramiento proporciona cierta emoción y exaltación en un comienzo, lo cual gusta a las personas y más a aquellas con una inseguridad afectiva, éste mismo, va alimentando una sociedad y una cultura que hacen de ello un comercio.

Para ser sinceros con nosotros mismos, debemos reconocer que cuando estamos enamorados, no nos atrevemos a decir toda la
verdad por miedo a que el otro se desilusione, porque, en
el fondo, se sabe son más las ilusiones que alimentan a esta emoción que otra cosa.

El enamoramiento supone una manipulación de la verdad
y de la otra persona para que sienta y desee lo mismo que tú y así poderla poseer como un objeto, sin miedo a que te falle.

El enamoramiento no es más que una enfermedad y una
droga del que, por su inseguridad, no está capacitado para amar libre y gozosamente.

La gente insegura no desea la felicidad plena y duradera, porque teme el riesgo de la libertad y la responsabilidad que consigo lleva y, por ello, prefiere la droga de los deseos, y el experimentar felicidad efímera a través de lo externo.

Y lo hace día con día sin querer percatarse que con todos sus deseos se acompaña del miedo, la ansiedad, las tensiones y… por descontado, la desilusión y el sufrimiento continuos.

Es un ir y venir de la exaltación al desespero.

¿Cuánto dura el placer de creer que has conseguido lo que deseabas?.
El primer sorbo de placer es un encanto, pero va prendido irremediablemente al miedo de perder ese “algo”, y cuando surgen las dudas, llega la tristeza.

La misma alegría y exaltación de cuando llega el amigo, es proporcional al miedo y al dolor de cuando se marcha… o cuando lo esperas y no viene… ¿Vale la pena?.
DONDE EXISTE MIEDO, NO EXISTE AMOR y podéis estar bien
seguros de ello.

Cuando despertamos de nuestro sueño y vemos la
realidad tal cual es, nuestra inseguridad termina y
desaparecen los miedos, porque la realidad es y nada la cambia.
Entonces puedo decirle al otro: “Como no tengo miedo a perderte, pues no eres un objeto de propiedad de nadie, entonces puedo amarte así como eres, sin deseos, sin
apegos, ni condiciones, sin egoísmos, y mucho menos el querer poseerte”
.
Y en esta forma de amar se encuentra un gozo sin límites.
¿Qué haces cuando escuchas una sinfonía?.
Escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar,
sin buscar la permanencia de ninguna de ellas, pues en su discurrir está la armonía, siempre renovada y siempre fresca.
Pues, en el amor, es igual.
En cuanto te agarras a la permanencia destruyes toda
la belleza del amor.
No hay pareja, ni amistad, que esté tan segura como la
que se mantiene libre.
El apego mutuo, el control, las promesas y el deseo, te conducen inexorablemente a los conflictos y al sufrimiento y, de ahí, a corto o largo plazo, a la ruptura.
Porque los lazos que se basan en los deseos son muy
frágiles.
SÓLO ES ETERNO LO QUE SE BASA EN UN AMOR LIBRE Y ELEVADO
Los deseos te hacen siempre vulnerable…

Anthony de Mello.
Fuente: Mar de Perlas

Acerca de PRINCESA FÉNIX (CORAZONDECRISTAL)

DEFINIRME SERÍA PONER LÍMITES A MI SER, PERO SOBRE TODO A MI CONCIENCIA MULTIDIMENSIONAL, SIN EMBARGO HAY UNA PALABRA: "ESENCIA"

Publicado el septiembre 23, 2014 en AMOR y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: