EL ÚLTIMO PASAJE-INTEGRANDO AL CRISTO-O.M. AIVANHOV

 Colectivo del Uno 20 de Noviembre 2013

 
 

audio
http://www.yakitome.com/tts/index/499292/r9bRO90XQF/autoplay

Colectivo del Uno
20 de Noviembre 2013 

O.M. AIVANHOV

Y bien, queridos Amigos, estoy extremadamente contento de encontrarlos y de ver que están aquí algunos que yo conozco, ya sea porque me transmiten, me entienden y me reciben, ya sea porque me han conocido encarnado. Les transmito como siempre todas mis bendiciones en este día, como ya lo saben, donde los Ancianos están reunidos. Ustedes tuvieron algunas informaciones que les han sido dadas y estoy con vosotros por el placer de estar con ustedes, y sobre todo para ver si tienen, yo diría de alguna forma, interiormente preguntas de las cosas que les parecen ser importantes a entender y a vivir. Entonces, sin más tardanza, les doy la palabra y vamos a escuchar lo que tienen que preguntar. En todo caso, desde ahora, les doy gracias a todos los que me escuchan, me reciben y para algunos de ustedes, que retransmiten de manera lo más fiel posible lo que les he dado durante este período. Entonces, tomen la palabra.

¿Cuál es el papel de los Melquizedec Galácticos?

Los Melquizedec galácticos es una expresión. Quizá, si han seguido el drama que existe dentro de cada sistema solar encerrado por las fuerzas Arcónticas, hemos encontrado una especie de estrategia, como se dice, a fin de restablecer dentro de estos sistemas que habían sido encerrados, y restituir la Libertad. Aquellos de ustedes que han podido tener la ocasión de leer lo que les han transmitido los Intraterrestres, Ha sido dado a conocer hace muchos años del funcionamiento de 24 conciencias en una conciencia unificada. ¿Por qué 24? No voy a regresar sobre este punto pero diremos simplemente que el hecho de estar plasmado en 24 conciencias que transmiten y canalizan también su propia conciencia, les permite recrear una unidad de conciencia funcional. Esto corresponde sobre todo en estas asambleas de los Ancianos, para una disolución de la conciencia exteriorizada en el seno de una forma porque justamente hemos (y esto se les ha dicho muchas veces) mantenido, no nuestra persona sino, una individualidad portadora de nuestra esencia a fin de reunirlas a través de los cuatro Elementos y un quinto Elemento que es el Éter. Es decir facilitar la liberación, si puedo decir, del encerramiento.

Los Melquizedec galácticos no son más que el conjunto de las 24 conciencias que han trabajado en un sistema u otro (o que trabajarán en aquellos que falta liberar) a fin de crear de alguna forma lo que les ha dicho Cristo, es decir la Realeza del Cristo. Es decir establecer la Unidad en la diversidad. Es decir restablecer la verdad del Amor, restablecer una conciencia que no está ya fragmentada, separada. Esto se realiza a través de un doble movimiento que es a la vez un movimiento de retransmisión, y yo diría, de la conciencia individual de cada uno de los 24 Ancianos hacia un receptáculo común que crea por lo tanto una energía de 24 facetas que podría corresponder a lo que uno llama el diamante o el prisma. Esta es la mejor forma de reconstruir (yo diría) una clave que va a permitir a esta asamblea pero también a todos ustedes sobre esta Tierra en este momento, de restablecer vuestra Realeza, es decir vuestra Libertad como lo ha expresado el Cristo y como lo han dicho los otros intervinientes de esta noche. Ustedes se han preparado desde hace mucho tiempo pero si han estado atentos a lo que les ha sido dado en alguna forma desde el principio de este mes de noviembre, han constatado que hay un llamado extremadamente vibrante a manifestar, a concretar, allí donde están, en el lugar donde están, este principio del Cristo que es este Amor y que les hace encontrar como él les dijo: “mi Padre y yo somos Uno” Por lo tanto si ustedes dicen también “yo y Cristo somos Uno”, re- fusionan otra vez de manera quizá más importante y mas grande, lo que Son en Unidad y en Verdad. Es decir que a través de este momento y los momentos siguientes, van de alguna forma, a incorporar, a reunir.

Es para esto que también les han hablado de agrupación, de reunión, porque realmente han podido quizá ciertamente constatado entre ustedes, desde que están dos y no están en la superficialidad de un intercambio, ¿qué es lo que pasa? Vuestras vibraciones, en particular sobre las nuevas frecuencias de los nuevos cuerpos, sobre el chacra del Corazón, algunas veces también sobre la Onda de Vida, a veces el Kundalini, a veces la Corona radiante de la cabeza, se ponen en una Vibración mucho más afinada, sin hacer nada, sin ninguna voluntad, y sin ninguna proyección, simplemente porque están reunidos en este Silencio y en esta Danza y en esta Evidencia, si lo quieren, de esto que representa esta unificación del conjunto de conciencias. Esto comienza por los círculos concéntricos, como la piedra que uno lanza en el agua y que crea una onda y que se propaga así con las ondas sucesivas.

Los Melquizedec galácticos que así pues están unidos de alguna forma en los Melquizedec que están en el trabajo ahora (desde los primeros descensos del Espíritu Santo y justo después) para llevar a cabo lo que hemos hecho todos juntos durante todos estos años. Ahora, hay, de hecho la reintegración inminente de vuestra conciencia en lo Ilimitado (en todo caso, en lo que es vuestra Vibración, vuestra elección o para continuar vuestra experiencia o continuar vuestras experiencias). Esto es exactamente lo que se produce ahora, diría, en otra octava. Esto no está ya limitado a los 24 Ancianos, a los siete Arcángeles o a los 12 Arcángeles, no está ya limitado a las 12 Estrellas. Pero como lo constatan quizá ya en vuestro cuerpo durante algunas experiencias, es el conjunto de todo lo que constituye vuestra conciencia y el conjunto de las células de vuestro cuerpo que se mantienen ahora en esta Vibración Unitaria. Es quizá esto lo que ustedes perciben de diferentes formas, que esto sea en vuestras alineaciones o en los momentos donde el Cristo está presente, donde María está presente, donde el Canal Marial está lleno de una presencia, como vuestro Corazón. Esto es exactamente el sentido de esta convergencia armónica y unitaria entre una asamblea de los 24 Ancianos de aquí, vuestra asamblea por todas partes sobre la Tierra y también las otras conciencias de otros sistemas solares encerrados, de los 24 Ancianos que han jugado este rol, incluso si hoy para los sistemas que han sido liberados hace mucho tiempo estas 24 conciencias se han disipado en el sentido de una conciencia unificada y han alcanzado cada una sus vibraciones, sus Moradas estelares o sus Moradas de Eternidad o el Absoluto, son ustedes quienes deciden. Pero hay efectivamente cada vez más un fenómeno de convergencia. Esta convergencia ilustrada por los Ancianos, se produce en todos los niveles de vuestras células, de vuestras conciencias fragmentadas o unitarias, en el sistema solar en su totalidad. Es una resincronización, una realineación traduciéndose por este famoso basculamiento del cual hemos hablado durante mucho tiempo. Esto es. ¿Otra pregunta?

¿Cuál es la función del despliegue de las Alas Etéricas?

¿Para qué sirven las alas? ¿Para cavar o para volar? Un ala, por definición, sirve para volar, para desplazarse no únicamente en el espacio o en los aires sino también y sobre todo en las ilusiones de las líneas temporales a fin, allí también, de provocar una convergencia. Entonces, por supuesto, (como ya ha sido dicho yo creo hace más de una semana, hace diez días) no voy a desarrollar todos los circuitos vibratorios que perciben en ustedes, a través del Canal Marial, a través de las Puertas Unidad y Al, a través de los puntos Ki-Ris-Ti, a través de las Vibraciones que sienten sobre el punto Ki-Ris-Ti de la espalda vinculado en resonancia con ciertas Estrellas. Todo esto converge hacia esta reunificación de la conciencia. Las Alas etéricas son un medio de desplazar la conciencia y no solamente este cuerpo, por supuesto, a él no tienen necesidad de hacerlo volar, eh, ustedes no son como Ícaro. Ustedes vuelan en conciencia en la ultra temporalidad, en el Êtreté, pero también para aquellos cuya realidad, es quizá, establecerse en el Absoluto más fácilmente. Pero como otros les han dicho, si tomo por ejemplo Bidi hace más de un año las manifestaciones Vibratorias, cualesquiera que sean, son los testigos de esta convergencia y esta reunificación.

Pero cuando están reunidos, cuando están en transparencia total, en desnudez como les dijo el Cristo todo el tiempo, entonces en este momento todos estos circuitos se funden en el Silencio, en la Danza inmóvil del que se mantiene en el Centro. Y allí, atraviesan de alguna forma, esto les ayuda a atravesar el Ultimo Pasaje, es decir la última Puerta que, les recuerdo ha sido preparada, hace más de treinta años (casi) como lo dije aquí hace diez días. Por lo tanto, el ciclo de treinta años que se alcanza ahora ha visto la complexión de esta obra que, ahora efectivamente y según las afirmaciones del Arcángel Jofiel hace muchos años: ustedes han entrado de lleno en la Obra al blanco, es decir en la culminación del proceso alquímico que corresponde a la vez a las experiencias del cuerpo, a las experiencias de la conciencia y también a las experiencias del Sol y del sistema solar. Por lo tanto, las Alas etéricas, están hechas para volar pero no para volar con este cuerpo, incluso si algunos lo han hecho, como por ejemplo el Padre Pio, o como Santa Teresa de Avila. Pero todo esto, como diría Bidi es del teatro y del cine. La finalidad, no está allí, por supuesto. Es encontrar todas las dimensiones temporales y espaciales, lo que hemos llamado la multidimensionalidad que es nuestro estado natural para todos. Otra pregunta.

Y yo preciso también. Mientras hubo el Cristo, que el movimiento del Amor, y ustedes encuentran lo mismo entre el conjunto de nuestros Hermanos Orientales que se expresaron a través de diferentes Canales o a través de sus experiencias en el curso del siglo veinte, el Si, el Êtreté como el Absoluto por otra parte, nosotros les hemos dicho innumerables veces que estamos en el interior de ustedes. Estamos en el interior de ustedes y si el mundo está en el interior de ustedes, ¿por qué es que excluyen lo que sea o a quien sea del mundo? ¿Por qué le quitarían algo al Amor? El Amor es inclusivo. El no es personal incluso si tienen un problema personal con alguien acójanlo en ustedes. El Cristo, durante su pasaje sobre la Tierra, ha cazado a los demonios. El los ha puesto en los animales pero jamás ha condenado si esto no es a los mercaderes del templo (aquellos que albergaban algo que no era luminoso). Ha simplemente transpuesto en otros lugares pero no ha destruido nada en el alma eterna, en el Espíritu. Al contrario, ha liberado al Espiritu. Y si acogen en ustedes mismos lo peor (de lo que podrían llamar, según la personalidad) de un chico malo, ¿qué es lo que van a hacer? Por supuesto, si están en el ego, van a sufrir. Pero si han abierto, aunque sea un poquito la puerta de vuestro Corazón, razón de más si la han abierto en grande, ¿qué es lo que va a pasar? Encontrarán algo, que está vinculado a una personalidad, que expresa ciertos sufrimientos, en el interior de ustedes. Por lo tanto van a transmutarlo, no por ustedes como persona, pero por lo que está allí, en el corazón. Y hoy el principio de las comuniones, de las fusiones, de las disoluciones, del encuentro de parejas monádicas, etc., etc., no son más que invitaciones a la Unidad.

No pueden decirse en Unidad y pasar vuestro tiempo para ver el bien y el mal. Esto es muy importante como uno aprende en la escuela, a hacer la distinción entre alguna cosa u otra. Uno podría llamar esto la discriminación. Si es más positivo, uno lo va a llamar discernimiento. Pero desde el instante donde ustedes disciernen, reuniendo completamente para el Corazón, el bien y el mal, ¿qué es lo que pasa? Ustedes seguramente cierran todo vuestro corazón como si plantaran un cuchillo en el Corazón de esta persona.

Entonces, si están más allá y si han encontrado a María, si han encontrado a una Estrella, si han encontrado a los Ancianos, a un Arcángel, si vuestras Coronas Radiantes están abiertas, estos son los elementos de transmutación. Los vuestros, por supuesto, de vuestra propia elevación, si puedo decir, pero también la ocasión de comulgar y de hacer entrar en manifestación la Gracia. Porque si descansan en el bien y el mal, descansan en la Ilusión. Entretienen las quimeras. Cuando yo estuve encarnado por supuesto, que yo cacé los demonios. Por supuesto las veces que he alejando los seres humanos porque eran un poco enervantes. Pero nunca, nunca, en el momento donde he casado como Jesús a los mercaderes del templo, he emitido el menor pensamiento negativo hacia estos seres. Les acogí en mi Corazón diciéndoles liberarse, pero esto no pueden verlo. Hoy es a ustedes que les corresponde experimentarlo.

Entiendan bien que vuestro peor enemigo sobre el plano de la personalidad está también inscrito en el interior de ustedes. Y el Amor-Cristo, el Cristo-Rey, que viene quizá a acariciarlos, a tocarlos, a abrazarlos o Maria, se manifiestan a vosotros, y no les dicen otra cosa que eso. Esto es la desviación de las Iglesias que ha perpetuado de alguna manera esta ilusión de combate. El combate de la Luz no es un combate, es una integración, es un descubrimiento, es iluminar. No es rechazar. Ustedes pueden rechazar la personalidad de quien sea, sobre todo si les ha hecho algo que no es agradable, pero en lo más profundo de vuestro Corazón, no hace falta confundir la acción de la personalidad y la acción del Corazón. No son necesariamente cosas que van en el mismo sentido. Lo importante sobre todo no es decir a alguien “yo te amo” y enviarle un cuchillo en el Corazón. Lo importante, incluso si le dicen sus cuatro verdades, esto solo concierne a la persona, que tiene una historia como ustedes. Pero más allá de eso, ¿qué es lo que hay en este Corazón? Lo mismo que en el de ustedes: el Cristo.

Por lo tanto, están hoy, más que nunca, quizá, confrontados a vuestros propios retos. Pero esto no es un castigo ni nada. Es solo para hacerlos tomar conciencia de la realidad de esto. No les pido enviar el amor a aquel que quieren ponerle el puño en la figura. Pónganle el puño en la figura, por supuesto, simbólicamente. Pero ámenlo más allá por encima de todo, porque no es nada más que ustedes mismos. Es fácil hablar de Unidad, pero deben ponerla en práctica. Las comuniones entre ustedes, con nosotros, y con otras conciencias, que esto sea un árbol como lo ha conocido Nieve, que esto sea con el Sol, con un cometa, con lo que quieran, no tiene más que una sola, yo diría, ambición que no es una ambición, que una sola verdad: que es hacerles descubrir la realidad de la Unidad. No solamente en el Sí, el vuestro, puesto que el de los otros no existe. Pero los otros, que no existen al igual que ustedes no existen, tienen también un alma y Espíritu. Así pues, hay que amar cualesquiera sean las divergencias de la personalidad. El Amor integra. El Amor no excluye nunca. Cuando hay exclusión, hay falta de Amor porque hay miedo, pero todo eso lo hemos ya desarrollado repetidas veces. Simplemente, a partir de hoy, van a vivir eso de manera, yo diría, más contundente, más directa. Es decir van a tomar el golpe de puño en la cara que van a mandar, pero eso hará sentir mal a la persona pero no al Corazón. Es decir verán realmente lo que ustedes Son. Eso forma parte de lo que la Fuente ha llamado el Juramento y la Promesa. Eso forma parte del regreso del Cristo, del regreso de María. Todo eso es efectivamente una convergencia hacia un punto preciso que es esa Reversión última, yo diría.

Aprovecho para llamar vuestra atención sobre algo muy importante. A menudo durante nuestros intercambios durante todos estos años y con diferentes intervinientes, en todo caso los que se mezclaban (si ustedes lo han notado) de nociones temporales, han tenido los Ancianos quienes, nunca si ustedes observan, han expresado algo con respecto a vuestra linealidad del tiempo. Yo, a menudo he dado elementos y a menudo, ustedes han notado que esos elementos no estaban siempre en el lugar aparente donde estaban. Porque, o ustedes no lo vivían, o no veían en ese momento venir las cosas. Pero ahí, los remito a las enseñanzas más importantes que son: la Fe, la Esperanza y la Caridad. No en la espera de algo, sino ¿ha sido sacudida vuestra Fe por algo que ha pasado exteriormente o no? ¿Han hecho una media vuelta cuando han constatado que la cosa que estaba escrita no había llegado? ¿Qué han hecho en ese momento? ¿Han perseverado en lo que ustedes Son en verdad? ¿Han salido justamente de esta linealidad del tiempo o se han hundido en la linealidad del tiempo para rechazar lo que está ahí ahora? Entonces, no es tampoco la historia de la zanahoria y del bastón. Es verdaderamente el principio de la Fe, la Esperanza y la Caridad. Porque ustedes saben muy bien que el que descubre y vive el Sí, ¿qué le pasa para que suceda esto o aquello en la vida exterior o en la vida llamada manifestada? Pero ahora todo eso, es del pasado (entre comillas). Así pues, eso quiere decir que es la muerte porque ahí, ahora, es la convergencia. Y esta convergencia, quizá la viven ustedes, se sitúa a todos los niveles de vuestro ser, de vuestras células, de la familia y de la sociedad, de los países, y de la Tierra entera, y de este sistema solar en su totalidad. Están en ese momento de convergencia. Quien dice convergencia, dice agrupación. Quien dice agrupación, dice unificación. Quien dice unificación, dice pasaje por el ojo de la aguja. Nadie puede penetrar el Reino del Padre si no se vuelve como un niño. ¿Un niño tiene cualquier juicio sobre cualquier persona? Les corresponde a ustedes decidir. Esto es lo que quería añadir a esta pregunta. ¿Tienen otras preguntas?

No hay otras preguntas. Le agradecemos.

Entonces, veamos. Está muy bien, hay cada vez menos preguntas. Es perfecto así. Entonces, he explicado por diferentes Canales estos diez últimos días, un cierto número de acontecimientos. Tienen a María que les ha hablado, tienen a la Hermana Yvonne- Amada (Nde: Ivonne- Amada de Malestroit), también, que han expresado cosas. Tienen el anciano comendador (Nde: Orionis) que ha venido también a expresarse. Lo importante ahora es haciendo ese regreso al Sí, impulsado por la última impulsión del Cristo, yo se les digo, es hacer una limpieza. Pero hacer la limpieza, no quiere decir “oh, lá lá, tengo una sombra aquí, oh lá lá, tengo un sufrimiento del pasado”. No, es ver todo eso, recibir todo eso en el Corazón- Cristo porque todo eso, como les decía el Cristo, sea definitivamente quemado, consumido, por el Fuego del Amor. Pero para eso, hay que ver. Hay que aceptar verse. No hay error incluso el que entraría en cólera hoy o que manifestaría un principio de división, solo expresará su propio sufrimiento interior. Y si se ve de ese modo, ustedes no tienen ni que condenar, ni que juzgar, sino recibir al conjunto en vuestro Corazón. Vuestro Corazón es suficientemente grande para recibir al conjunto de la creación, al conjunto de los problemas, al conjunto de los chicos malos. ¿Los han visto? ¿Una vez que los han visto que hacen ustedes? ¿Los tiran? No, los trasmutan no por un deseo de voluntad, sino por el Amor-Cristo. Eso es lo que ustedes no tienen que realizar, que hacer, sino que Ser y eso se hace solo. Es una dinámica que incluye también la ida y vuelta del Amor. El Amor es una respiración. Es un Fuego ardiente que se despliega, que respira, que vive. Es lo que ustedes Son. La Vida no puede excluir la vida. Sin eso, ella no es más la Vida, es encierro. Ahora ustedes tienen suficientes bases, de Vibraciones, de transformaciones, de conciencia, para ser eso en totalidad. Están ayudados. Está María, está el Cristo, estamos nosotros. Está vuestro Corazón que han encontrado. Tienen la Onda de vida que los ha liberado, el Manto Marial. ¿Por qué, cuando viven eso, querrían todavía separar y dividir o quitar sea lo que fuera?

Si ustedes hacen la experiencia de un chico malo que viene a verlos, incluso el jefe de los chicos malos. ¿Qué quieren ustedes que les haga? ¿Qué pueden los grandes chicos malos contra el Amor? Pero nada del todo porque el Amor es indestructible. Lo que es indestructible es vuestra propia resistencia al Amor. Y se presentará siempre a ustedes en vuestra vida, sobre todo ahora. Y les pondrá delante de la nariz lo que viene a bloquear vuestro Amor. Eso no es un juicio, no es una condenación. Basta solo verlo, asentir, recibirlo. Y los frutos serán incontables porque la Gracia les será dada a ustedes en centuplicado.

Amen, amen, por encima de todo. No como una voluntad de proyectar un amor humano, pasional o personal. Sino amen, como ama el Amor, es decir recibiendo, vivificando, no rechazando. Eso es, no un desafío, sino eso va a ser vuestra experiencia de todos los días. Porque ustedes ven bien al humano, incluso al humano que está más, como ustedes dicen, en el ego, que está en “mi, mi, mi”, en las posesiones, sean materiales, afectivas, sociales u otras. Cuando llega un acontecimiento traumatizante, donde el equilibrio anterior es roto. Ustedes tienen a esos seres que se vuelven hacia el Amor. Porque el Amor está inscrito en el humano incluso si él no lo transparenta e incluso si el comportamiento quizá puede ser diametralmente opuesto. Hemos dicho todos: el miedo o el Amor. No puede ser de otro modo. Si les parece faltar Amor en lo que reciben de alguien o en una relación, háganse la pregunta de vuestro Amor a ustedes. Porque el que, realmente, vive el Cristo, desde luego, puede dar un gruñido, desde luego, puede dar bofetadas, pero ¿eso enturbia el Amor que emite en el momento donde da la bofetada? De ningún modo. Es siempre el ego que reaccionará. Pero el que está en el recibimiento del Amor, nunca (incluso si en el momento eso puede ser violento) podrá desviarse de lo que ustedes Son. He aquí. Aprendan a ser, como dirían nuestros amigos de Oriente, vuestro propio gurú, vuestro propio Maestro. Como yo les he dicho, en mi tiempo se hablaba de Maestro. Hoy, ustedes son todos los Maestros pero no en el sentido de una superioridad o de la adquisición de un conocimiento esotérico, energético, espiritual, sino en la pureza del Corazón. Este es el desafío de hoy, durante esos tiempos muy breves, antes del gran descalabro.

Esto es y sobre esto, si ustedes no tienen otras preguntas… Un último turno… Y bien, es perfecto. Entonces, les transmito todas mis bendiciones y recuerden que, cualquiera sea la intensidad de lo que vivan, entre ustedes, pero también con nosotros y entre nosotros, dejen llegar. Si están en el Silencio, si permanecen tranquilos, si quedan humildes, si no buscan intelectualizar, poner palabras, verán que estarán en esta comunión. Y en esta comunicación, como eso fue dicho todavía por María, lo importante es la comunión misma. No es lo que van a reflexionar después en vuestro cerebro para encontrar una significación, un sentido. Es verdaderamente para vivir eso. Porque en esta comunión se encuentra todo. Esto es lo que viene a hacer el Cristo. Viene a casarlos, como María, como todos nosotros, como ustedes, entre ustedes. Reagrúpense, no quizá físicamente. Reúnanse no quizá físicamente porque tienen los Hermanos y las Hermanas que están del otro lado del océano, pero comulguen con ellos. ¿Qué quiere decir comulgar? Entonces, en un cierto momento dado, en un cierto momento del pasado, era quizá llamarse por teléfono para llamar la atención y la conciencia al mismo momento. Pero hoy, cuando ustedes salen del tiempo, si hay alguien que los ha traicionado, que les ha hecho mal, hoy, ayer, en otra vida, póngalo en vuestro Corazón, en la Gracia. Porque cuando ponen algo en la Gracia, ustedes queman todos los lazos que los mantienen prisioneros. Porque el resentimiento es un karma, como ustedes dicen. La Gracia, pone fin al karma. Y la Gracia, es el Amor, es decir recibir la totalidad de lo creado y de lo increado en vuestro Corazón. Hay ampliamente el lugar para eso e incluso para mucho más. He aquí, queridos amigos, les transmito todo mi Amor y les digo, no como decía antes: “good vib”, en francés “good vibes”, si ustedes prefieren en inglés (Nde: buenas vibraciones). Les digo ahora: ¡buena Gracia! Instálense en esta Gracia. ¿Qué esperan? ¿De qué tienen miedo? Son llamados cada vez más a la Luz. Y saben muy bien que cuando ustedes desaparecen en la Luz, o que estén en el Êtreté, o en la Infinita Presencia, o en el Absoluto. Cuando vuelve y re-aterrizan están plenamente aquí y ven los frutos. Es si ustedes resisten que van a estar mal. Apóyense sobre nosotros. Apóyense sobre vuestro Corazón. Apóyense sobre todos los Hermanos y las Hermanas. Y sobre todo, incluso, apóyense sobre vuestros enemigos, no para pasarles por encima, sino para ponerlos al igual que ustedes, en la Gracia. He aquí lo que tenía que decir. Y ahora, les digo: ¡Diviértanse mucho y hasta pronto!

 

Transmitido por: El Colectivo de Uno.

Transcripciónn por: Johanne Barrette

Publicado oficialmente por : Les Transformations
Traduccion: OD. y A.I. http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Anuncios

Acerca de PRINCESA FÉNIX (CORAZONDECRISTAL)

DEFINIRME SERÍA PONER LÍMITES A MI SER, PERO SOBRE TODO A MI CONCIENCIA MULTIDIMENSIONAL, SIN EMBARGO HAY UNA PALABRA: "ESENCIA"

Publicado el noviembre 26, 2013 en COMUNICACIÓN CÓSMICA, EVOLUCIÓN/ SALTO CUÁNTICO, MELQUIZEDECK-CONSEJO DE LOS 24 ANCIANOS, PRINCIPALES CLAVES EN EL PROCESO y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. José Mª homs Marsol

    Amado Maestro gracias por este Tesoro puesto a mi alcance; trtaré de abrazar esta Gracia y expandirla tanto como sea capaz.
    Siento por ello una alegría inmensa; reciban mi Amor y Gratitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: