El sendero del Mago…

El Mago y La Mente Consciente

La naturaleza de la vida es contener a la vez
el caos y el orden.Del desorden surgen patrones que más adelante
se disuelven nuevamente en él.

El cuerpo es totalmente caótico en ciertos niveles
– con cada inhalación entran en el torrente sanguíneo
remolinos de átomos de oxígeno,
cada célula rebosa enzimas y proteínas,
y hasta los disparos de las neuronas en el cerebro
son una tormenta eléctrica incesante.

No obstante, este caos es sólo una cara del orden,
porque no hay duda de que nuestras células
son obras maestras de una función organizada
y que la actividad del cerebro
produce pensamientos coherentes.

En efecto, el caos y el orden coexisten tan estrechamente
que no pueden separarse.

“Antes de ser una estrella reluciente es preciso ser caos”,
decía Merlín.
Y eso es literalmente cierto,
porque los remolinos de gases primordiales
que formaron el universo tuvieron que existir antes
de que nacieran las galaxias.

Al principio, esos gases no mostraban ningún patrón,
sólo una ligera atracción entre sí.
Sin embargo a partir de esa leve insinuación
de atracción gravitacional se desencadenaron
una serie de sucesos que culminaron
en el principio del ADN humano,
una molécula tan compleja que la alteración
de una de sus tres mil millones de unidades genéticas
pudo haber sido la diferencia entre la vida y la muerte.

A nivel personal,
cada quien lucha entre el orden y el desorden.

Las cosas tienden a desbaratarse;
aquello que fue fresco y maduro acaba por dañarse;
lo que era joven envejece y muere.

“La muerte es una ilusión”, decía Merlín,
“ y no obstante, la lucha de los mortales contra la muerte
es muy real.
Ningún mortal sabe exactamente lo que es la muerte,
pero le teme tanto a ese suceso inminente
que batalla contra él con todas sus fuerzas
sin darse cuenta del enorme desorden y caos que genera”.

El Mago sabe que la vida
siempre se ha organizado desde adentro.

Esos mismos tirones de gravedad
que dieron nacimiento a las estrellas a partir del caos
existen en todos los niveles de la naturaleza.

Una rosa puede estar totalmente segura de convertirse en rosa,
aunque cuando es una plántula
no es muy distinta de un frijol o de una violeta,
y cuando es semilla su exclusividad quizás radique
únicamente en los minúsculos giros
de su par de cadenas de ADN.

Sin embargo, nosotros los humanos
nos preocupamos mucho por la perfección,
de manera que desperdiciamos horas de lucha y esfuerzo
tratando de afirmar nuestra individualidad.

“Qué importa que las aves vivan sin pensar,
o que una rosa sea siempre una rosa?” preguntó Arturo.
“No tienen mente y, por lo tanto,
no tienen otra alternativa que ser lo que son”.

“Es cierto que ustedes los mortales tiene libre albedrío,
pero le dan demasiada importancia”, replicó Merlín.
“Yo vivo sin tener que elegir entre diferentes opciones,
y mi vida es mucho más feliz”.

“Sin tener que elegir entre diferentes opciones?
Pero si tomas las mismas decisiones que yo”,
protestó Arturo.

Merlín se ecogió de hombros.
“Te dejas engañar por las apariencias. Mira tu mano.
No hay duda de que te pertenece, pero no obstante,
no decides cómo crecen sus células;
no tienes la mínima idea de qué es lo que hace
que tus nervios y músculos se muevan;
no haces crecer tus uñas conscientemente
y tampoco haces que una herida cicatrice
cuando te lastimas, o sí?”

–“Es cierto, no tengo que hacer ninguna de esas cosas”.

“En otras palabras, esas no son opciones que tú debas elegir”,
continuó Merlín.
“Estas funciones le han sido entregadas
a un lado involuntario de tu cerebro,
el cual se ocupa de ellas automáticamente.
Asimismo, yo he entregado al lado automático de mi cerebro
todas aquellas cosas a las cuales tú dedicas tanto tiempo
– pensar, decidir, sentir, elegir, juzgar.
Lo que es otra forma de decir que las he dejado en manos de Dios”.

“Entonces para qué utilizas tu mente consciente?”
preguntó Arturo.

“Para apreciar este mundo y el milagro de la vida.
Soy testigo de todo lo que es y, como espectáculo,
no hay nada más asombroso, bello o gratificante”.

Anuncios

Acerca de PRINCESA FÉNIX (CORAZONDECRISTAL)

DEFINIRME SERÍA PONER LÍMITES A MI SER, PERO SOBRE TODO A MI CONCIENCIA MULTIDIMENSIONAL, SIN EMBARGO HAY UNA PALABRA: "ESENCIA"

Publicado el junio 18, 2012 en AMOR, DE TODO..., EL CAMBIO... y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: