LA SALUD DEL HOMBRE: UN ENFOQUE ESPIRITUAL

Esta sección estará a cargo del Maestro Josué, su objetivo es presentar en forma secuencial, lecciones que nos ayuden a entender los procesos energéticos que entervienen para alcanzar la salud.

TRANSFERENCIA DE ENERGÍA

Hermanos, soy JOSUÉ.

He venido a retomar la ilación de las pláticas que habíamos dejado tiempo atrás pendientes.

Como ustedes recordarán, el propósito de fabricarse un escudo personal que protegiera al hombre de las continuas mareas astrales, nos llevó a estudiar con relativo detalle las técnicas de la imaginación, de la visualización y del verbo. Ahora, ya que hemos podido dar el procedimiento exacto de cómo fabricarse el escudo astral, continuaremos con una serie de tópicos especiales.

En primer término me interesa explicar cómo le es posible al ser humano acumular energía mediante estas técnicas de pranayama, en sus manos o en su frente. A través de estos tres puntos le es posible al hombre enviar o canalizar estas energías hacia otros seres humanos o incluso hacia otros seres de la creación. Las técnicas del pranayama constituyen una herramienta útil para todos aquellos interesados en curar a hermanos con el uso exclusivo de la energía espiritual. Conviene aclarar que esta energía espiritual trabaja no en los planos físicos directamente, sino sobre los cuerpos superiores del individuo, específicamente sobre el cuerpo etérico y el cuerpo astral.

No es posible influenciar el cuerpo mental mediante estas técnicas de pranayama; para este propósito tendríamos que estudiar la canalización adecuada de energías superiores de los planos búdico, átmico o manásico; por el momento trataremos exclusivamente cómo es posible concentrar y canalizar estas energías a través de las manos y de la frente.

Para empezar, diré que la técnica del tercer ojo es conveniente en todas aquellas condiciones que se den lugar durante la primera parte del día, es decir, desde las cero horas hasta las doce del día, y además, en todas aquellas situaciones en donde sea preciso establecer un flujo de energía directamente hacia la mente de otros individuos para corregir estados de ánimo, decaimientos energéticos, depresiones, nerviosismos, y todo aquello que tenga que ver con la personalidad, con vicios y prejuicios a niveles psicológicos.

La energía del tercer ojo es utilizada para estos efectos, mientras que las energías de las manos son utilizadas cuando las enfermedades han llegado ya al cuerpo físico; malestares, dolores de cabeza, dolores de órganos, calambres, etc. Todos aquellos males que tengan que ver con el cuerpo orgánico podrán ser tratados con las manos.

La mano derecha será más efectiva sobre todos aquellos órganos que se encuentren en el lado izquierdo del organismo enfermo, mientras que la mano izquierda trabajará sobre todos los órganos que se encuentren en la derecha. Cuando los problemas sean sobre órganos únicos, éstos podrán ser tratados con ambas manos, equilibrando la energía que por ellas pase. Finalmente, aquellos malestares en los que la salud del enfermo se vea bastante deteriorada, en donde exista peligro de muerte, el flujo de energía deberá ser especial, de acuerdo a ciertas técnicas que daremos en un futuro.

Por el momento conviene explicar cómo es posible acumular la energía, ya sea en el tercer ojo o en las manos, utilizando la visualización creadora: Deberán observarse a ustedes mismos, sentirse a ustedes mismos, como si fueran seres completamente transparentes.
Para que tengan más clara la imagen, imagínense que se encuentran frente a una pantalla en blanco y que únicamente su silueta se dibuja en ella; esta silueta representará su cuerpo energético, obsérvenla llena de luz, de chispitas de energía más brillante, obsérvenla con una energía permanente, armónica y brillante, no representen su cuerpo como algo que está irradiando, sino más bien, represéntenlo como una energía que se encuentra confinada dentro de esa silueta que ustedes están visualizando, sientan que su cuerpo está rebosante de energía, pero que ésta se encuentra confinada dentro de la silueta que ustedes están viendo, vean a esa energía de una manera limpia y pura con pequeñas estrellitas pulsando dentro de ella.

Ahora, cuando se hayan visto a ustedes mismos de esa manera, visualizarán como si de su frente se abriera un ojo, siéntanlo abrirse y sientan que por él sale un flujo permanente, intenso, de esa energía que ya ustedes visualizaron dentro de su cuerpo energético.

Vean llegar toda esa energía al ser que ustedes pretenden curar, enfóquenla directamente sobre el tercer ojo de la persona enferma. Hagan que ésta cierre los ojos para que su atención se centre específicamente en sí mismo y no en las cosas que está percibiendo con sus ojos; vayan bañando a la otra persona y visualícenla también sobre una pantalla en blanco y vean cómo su silueta, su cuerpo energético, empieza a ser llenado con la misma energía que ustedes habían acumulado.

Tómense un tiempo razonable para este proceso de transferencia de energía; una práctica normal deberá requerir aproximadamente entre diez y quince minutos de flujo continuo de energía, y la persona que se encuentre frente a ustedes estará absorbiendo esa energía, adquiriendo de una manera automática la paz y la armonía interior que está necesitando. Ésta será la manera de acumular energía en su cuerpo energético y transferirla a través de su tercer ojo.

El experimento aunque muy sencillo es altamente poderoso una vez que las técnicas de la visualización creadora han hecho su efecto.
La práctica continua de estas técnicas les permitirá trabajar con resultados asombrosos, si son capaces de asimilar la disciplina de una manera correcta.

Por ahora dejo aquí mis palabras y la esperanza de que estas lecciones sean asimiladas y puestas en práctica por ustedes.
Dejo mi paz y mi luz entre ustedes.

Que así sea.

 

CLAVE PARA EMANAR ENERGÍA

Hermanos Yo soy JOSUÉ y vengo a continuar las lecciones de la salud.

Cuando el escudo aúrico ha sido plasmado en los planos etéricos y astrales, el ser humano manifiesta una capacidad inmensa para aportar energía a todo lo que le rodea. Las prácticas que hemos dado cuando son llevadas a cabo, permiten a los individuos alcanzar tal estado de equilibrio, que son automáticamente convertidos en focos de energía al servicio del Padre Espiritual. La salud que se alcanza mediante el equilíbrio energético, es posible aportarla a través de nuestras manos y a través del tercer ojo a todo cuando nos rodea.

La forma de emanar la energía podrá ser fácilmente realizada de acuerdo a los siguientes pasos.

PRIMERO: Pondrán sus manos juntas en el pecho, cerrarán sus ojos y visualizarán de una manera clara e intensa el escudo de energía que los rodea. Después, a ese mismo escudo le darán la energía que ustedes necesiten, para los casos que ustedes juzguen convenientes, por ejemplo:

a) La energía azul si donde quieren actuar es para aportar la justicia en su máxima expresión.
b) La energía amarilla, si lo que desean es elevar la mente y conceder la iluminación a personas que no pueden discernir correctamente.
c) Rosa, en aquéllas circunstancias en donde el amor sea la respuesta a los conflictos.
d) Blanca, cuando la armonía y la belleza sean necesarias.
e) Verde, cuando la salud sea lo más importante a realizar para ese ser.
f) Naranja, cuando el problema se derive de falsos conceptos y escasez de cultura.
g) Violeta, cuando sea necesario transmutar alguna energía, alguna situación, algun vicio que esté afectando fuertemente a las personas.

SEGUNDO: Coloreen sus auras de acuerdo a la situación que deseen afectar, elevando una plegaria al Padre diciendo:
“Padre mío: yo soy tus manos trabajando en la tierra, que se cumpla tu voluntad por encima de la mía, y en tu nombre yo aporto esta energía”.

En esos momentos separan sus manos del pecho y las dirigen a aquello que quieran armonizar. Su tercer ojo permanecerá abierto trabajando en la visualización, de cómo es la situación que desean sea arreglada, viendo a las personas saludables, viendo la situación en armonía, llenando de luz, color y vida, todo aquello que este bajo el flujo de la energía. Permanezcan así por espacio de un minuto. (Si no se ha trabajado en la plasmación del escudo aúrico, el flujo energético es muchísimo menor y se puede transferir energía en un mismo punto por 10 ó 15 minutos si se llega a requerir).

TERCERO: Regresen nuevamente sus manos al pecho y eleven la oración diciendo:
“Gracias Padre mío por permitirme trabajar en tu nombre”.

De esta manera habrán cumplido con parte de su trabajo para traer “el Reino de Dios a la tierra”.

Debo mencionar que si bien esta práctica es posible realizarla aun sin el escudo de energía, el tener ese escudo concede un poder mil veces mayor que cuando al aura presenta anormalidades o irregularidades impropias de un ser espiritual.

Dejo mis palabras en ustedes y que la luz guíe cada paso que den en esta tierra.

 

Anuncios

Acerca de PRINCESA FÉNIX (CORAZONDECRISTAL)

DEFINIRME SERÍA PONER LÍMITES A MI SER, PERO SOBRE TODO A MI CONCIENCIA MULTIDIMENSIONAL, SIN EMBARGO HAY UNA PALABRA: "ESENCIA"

Publicado el septiembre 3, 2011 en DE TODO.... Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: